El Streetkick promueve la unión entre aficiones

La leyenda holandesa, Ruud Gullit, estuvo en la inauguración del programa Streetkick en Varsovia, en uno de los eventos más importantes del proyecto Respect Diversity de la UEFA y la FARE durante la UEFA EURO 2012.

El embajador de Respect Diversity, Ruud Gullit (izq) y Dariusz Dziekanowski (der), junto al embajador de la FARE, Paul Elliott (centro), inauguran el programa Streetkick durante la UEFA EURO 2012 en Varsovia.
El embajador de Respect Diversity, Ruud Gullit (izq) y Dariusz Dziekanowski (der), junto al embajador de la FARE, Paul Elliott (centro), inauguran el programa Streetkick durante la UEFA EURO 2012 en Varsovia. ©Sportsfile

El fútbol tiene un papel fundamental al momento de unificar las masas. Y el programa Streetkick en la UEFA EURO 2012 es el mejor ejemplo de cómo las personas pueden unirse para jugar al fútbol. La leyenda holandesa Ruud Gullit, un héroe para los aficionados al rededor del mundo, dio su punto de vista cuando el programa comenzó en la zona de aficionados de Varsovia.

El Streetkick es uno de los puntos claves del Respect Diversity, un proyecto organizado por la UEFA, y su aliado en la lucha contra el racismo, el FARE. Es una actividad única en la que aficionados de diferentes partes del mundo pueden participar. En su lanzamiento, el programa demostró inmediatamente que es una fiesta del fútbol donde los aficionados locales pueden demostrar sus habilidades con el balón junto con otros amantes del fútbol de otros países.

El Streetkick consiste en un campo de fútbol en miniatura que puede ser empacado y trasladada de una locación a otra con relativa facilidad. Este revolucionario campo movible quiere llevar el fútbol a todas las personas.

"El programa comenzó hace casi diez años. Durante la UEFA EURO 2004 en Portugal, tratamos unir a los fanáticos de un gran torneo por primera vez en la historia. Los animamos a que se integraran, a que hicieses nuevos amigos y se divirtieran juntos. Funcionó muy bien, así que a partir de ese momento, lo llevamos a cabo en la Copa Mundial de la FIFA 2006, en la UEFA EURO 2008 de Austria y Suiza, y ahora lo estamos realizando nuevamente. Inspiramos a los aficionados para que jueguen juntos. A pasar el tiempo libre de manera positiva y, finalmente, mostramos los aspectos positivos de la diversidad", declaró During UEFA EURO 2004 in Portugal, declaró Simon Hyacinth, coordinador de la organización Football Unites.

No hay lugar para la intolerancia y el racismo en el fútbol, y la UEFA junto a FARE han estado trabajando juntas desde hace diez años para transmitir este mensaje claro. "He estado muchas veces en Polonia y tengo muy buenas impresiones, sé que el país ha trabajado mucho para eliminar los comportamientos racistas de los estadios. Por lo que yo apelo a los aficionados: disfrute, y permita que el fútbol sea el único vencedor" dijo Gullit, embajador del Respect Diversity.

"El fútbol es un gran juego y un arma poderosa, capaz de unir a las personas de diferentes razas, necesitamos utilizar eso de forma positiva" añadió Paul Elliott, ex-juagdor del Chelsea FC, que también estaba presente.

El fútbol polaco estaba representado por una de sus leyendas, el ex-delantero Dariusz Dziekanowski, que dio la bienvenida a los presentes y a un viejo conocido. "Ruud Gullit es muy conocido al rededor del mundo y es muy importante que esté involucrado con estos proyectos como el del Streetkick. Gracias a personas como él hay una posibilidad de que los campos de fútbol sean un teatro donde todos podamos ver los partidos de una buen manera. No queremos que los aficionados insulten a las personas que tienen otro color de piel, diferente religión y muchas cosas más".

"Esta siendo un buen comienzo de la campaña Streetkick. Es muy importante para nosotros tener el apoyo de jugadores famosos a nivel internacional. Animamos a las personas de diferentes países a que jueguen, no en contra, si no unidos. Así que estamos mezclando los equipos para que los aficionados polacos puedan jugar juntos apersonas de otras naciones en el mismo equipo. Ayuda a crear buenas relaciones entre las personas de diferentes partes del mundo" continuó Hyacinth.

"Debemos hablar sobre la pelea contra el racismo tanto como podamos, porque las malas conductas son causadas por ignorancia. El fútbol es para todos, el fútbol une a las personas en vez de dividirlas" concluyó Dziekanowski.