Certificado ISO de sostenibilidad para la UEFA EURO 2016

El enfoque de la UEFA EURO 2016 con la responsabilidad social y la sostenibilidad se han ganado el Certificado ISO 20121 (International Standardisation Organisation’s) por sus trabajos en el torneo de Francia.

La UEFA quiere asegurarse de que la UEFA EURO 2016 deja un gran legado
La UEFA quiere asegurarse de que la UEFA EURO 2016 deja un gran legado ©UEFA

El enfoque de la UEFA EURO 2016 con la responsabilidad social y la sostenibilidad se han ganado el Certificado ISO 20121 (International Standardisation Organisation’s) por sus trabajos en el torneo de Francia.

El proceso de auditoría fue realizado por SGS, una empresa líder en inspección, verificación, ensayos y certificación que también auditó los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y el torneo de tenis de Roland-Garros en París.

"Es un gran orgullo haber obtenido la certificación ISO 20121 para la UEFA EURO 2016, algo que deja el listón muy alto para los próximos torneos y competiciones. Este tipo de eventos de fútbol tienen un gran impacto económico, social y medioambiental. Por lo tanto, es importante establecer un sistema de gestión de la sostenibilidad y hacerlo una parte integral del evento. Esto es sólo el principio. Hemos mejorado mucho, pero todavía hay espacio para el progreso", dijo el CEO de UEFA Events SA Martin Kallen.

Tanto la UEFA como su socio organizativo EURO 2016 SAS han puesto en práctica una estrategia comprometida e innovadora para la EURO 2016, que se basa en iniciativas anteriores puestas en marcha en las fases finales en 2008 y 2012.

ISO 20121 es un marco de aplicación de la sostenibilidad en todas las operaciones de gestión de eventos. Es una forma de trabajar para asegurar que la sostenibilidad se tiene en cuenta en cada paso en la planificación e implementación de nuestro evento.

La sostenibilidad valora cómo una organización maneja sus operaciones de manera eficiente y efectiva. El objetivo de la UEFA y la EURO 2016 SAS ha sido tener en cuenta la sostenibilidad a lo largo de cada paso de sus procesos de planificación y ejecución.

Una estrategia global, implementada en el centro de operaciones del torneo y que ofrece numerosas medidas, ha contribuido a la certificación ISO 20121. Por ejemplo, no sólo se está animando a los espectadores a utilizar el transporte público hasta los estadios, lo mismo que se hace en el caso de los funcionarios de la UEFA para trayectos de hasta cuatro horas y 30 minutos, sino que también se les da una 'eco-calculadora' para que puedan averiguar por sí mismos el impacto en términos de emisiones de CO2 de los viajes que realizan. En consecuencia, pueden compensar sus emisiones, como hacen los directivos de la UEFA y las 24 selecciones que participan.

Se han desarrollado nuevas iniciativas como compartir coches y taxis para optimizar la movilidad. En cuanto a la gestión de residuos, se ha implantado el pensamiento circular con el fin de reducir la cantidad de residuos, reutilizar los materiales siempre que sea posible y finalmente reciclar. Destacar la iniciativa Foot For Food, en la que respetando las normativas sanitarias, los excedentes de alimentos se han estado distribuyendo por el Banco de Alimentos en las diez sedes de la EURO en Francia, así como en el International Broadcast Centre (IBC) en París. Por ejemplo, más de 37.000 bocadillos se han redistribuido a varias ONGs hasta el momento.

Se ha optimizado la energía y el agua consumida y se han promovido soluciones de energías renovables. La gestión de la cadena de suministros ha sido una mejora importante, y ha visto como la EURO 2016 SAS ha seguido la iniciativa del Pacto Mundial de la ONU y ha pedido a sus proveedores que se comprometan a cumplir un conjunto de diez principios.

Otras acciones incluyen varios programas que promueven el respeto tanto dentro como fuera del terreno de juego gracias a la campaña Celebrate Football, el control y registro de incidentes de discriminación en los partidos así como asegurar la total accesibilidad a los partidos para los espectadores con alguna discapacidad. Además, en los estadios de la UEFA EURO 2016 son libres de humo. La iniciativa Respect Fan Culture ha mostrado una nueva forma de interactuar con los aficionados, especialmente a través de las embajadas de los aficionados en las ciudades sede.

La estrategia global de la UEFA tiene como objetivo asegurar que el torneo celebrado en Francia a lo largo de un mes deje un legado a largo plazo, no solo para Francia y para sus ciudades sede, también para la propia UEFA.

La UEFA se propone utilizar y ampliar los conocimientos adquiridos en la UEFA EURO 2016 en sus otras competiciones europeas y transmitir estas experiencias indispensables a las 55 federaciones miembro. Un informe tras el torneo examinará los éxitos conseguidos y las lecciones aprendidas así como las áreas de mejora. 

Arriba