La Supercopa se va a Sofía

El CSKA ha conquistado este título búlgaro por cuarta vez después de derrotar por 3-1 al Litex Lovech en Burgas. Delev fue la figura de su equipo gracias a sus dos goles.

Los goles de Spas Delev fueron clave
Los goles de Spas Delev fueron clave ©Getty Images

El PFC CSKA Sofia ha ganado la Supercopa de Bulgaria por cuarta vez después de derrotar por 3-1 al PFC Litex Lovech en Burgas.

Célio Codó rompió la igualada inicial y marcó para el Litex, que este miércoles espera dar la vuelta a la derrota por 2-1 que obtuvo ante el Wisła Kraków en la tercera ronda de clasificación de la UEFA Champions League. Pero el CSKA no tardó en reaccionar y Spas Delev no falló en un mano a mano con Evgeni Alexandrov.

El partido se decidió en espacio de 12 minutos del comienzo de la segunda parte. Primero el centrocampista del CSKA, Rumen Trifonov, fue derribado dentro del área y Manis Zicu no falló en el lanzamiento de penalti. Por detrás en el marcador, el Litex empeoró su situación con la expulsión de Wellington cinco minutos después de su entrada al campo.

El segundo tanto de Delev, justo antes de la hora de partido, aseguró al campeón de la Copa de Bulgaria alzarse con su cuarta Supercopa (1989, 2006 y 2008).

Arriba