El Basilea completa el doblete

"Ni siquiera un director de Hollywood podría haber inventado un final mejor", dijo Benjamin Huggel, que marcó un gol y ganó en la tanda de penaltis de la final la Copa de Suiza en el que era su último partido antes de retirarse.

Benjamin Huggel se despidió del equipo con un gol
Benjamin Huggel se despidió del equipo con un gol ©Getty Images

El portero Yann Sommer fue el héroe del FC Basel 1893 en su victoria en la tanda de penaltis de la final de la Copa de Suiza ante el FC Luzern este miércoles tras el 1-1 en el tiempo reglamentario que ayudó a su equipo a completar el doblete en su país.

El Lucerna tuvo una magnífica actuación en la final de Berna, y obligó a Sommer a hacer varias paradas de mérito antes de que Alexander Frei diera la asistencia en el gol de cabeza de Benjamin Huggel que adelantó al Basilea diez minutos después del descanso. Tomislav Puljić consiguió superar a Sommer también de cabeza 12 minutos después para dar el empate a su equipo, y el partido se marchó a la tanda de penaltis. Los cuatro primeros lanzadores del Basilea consiguieron marcar, pero los jugadores del Lucerna Moshe Ohayon y Florian Stahel no pudieron batir a Sommer, por lo que el Basilea conquistó su 11º título de copa.

"Es un final espectacular, ni siquiera un director de Hollywood podría haberlo hecho mejor", dijo Huggel, que jugaba su último partido antes de su retirada. Sommer añadió: "Tiramos muy bien los penaltis porque tenemos una gran resistencia, y un equipo magnífico, por supuesto". La derrota fue difícil de digerir para el técnico Murat Yakin, que apuntó: "Demostramos que podemos poner al Basilea bajo presión. Dominamos, pero no pudimos controlar nuestros nervios al final".

Arriba