El Fram gana la Copa de Islandia

"No se puede pedir más drama y alegría", comentó el entrenador del campeón Ríkhardur Dadason tras lograr su club el trofeo copero tras 24 años de espera.

©Eva Björk

El Fram Reykjavík ha terminado con 24 años de espera y ha vuelto a levantar la Copa de Islandia tras derrotar al Stjarnan por 3-2 en la tanda de penaltis tras acabar el partido 3-3 tras la prórroga.

La octava copa del Fram ha llegado con una victoria muy dulce. Los goles de Halldór Orri Björnsson y Veigar Páll Gunnarsson pusieron al Fram dos goles abajo al descanso. Sin embargo, una gran segunda parte permitió a Hólmbert Aron Fridjónsson recortar la distancia y luego Almarr Ormarsson empató en el minuto 64.

El péndulo volvió a cambiar de sentido siete minutos después, cuando Björnsson marcó para el Stjarnan el que pareció ser el gol definitivo. Pero a solo cuatro minutos del final, Ormarsson completó su doblete para dejar su partido 3-3 y camino de la prórroga. Nadie marcó en el tiempo extra y el partido acabó en la tanda de penaltis. En ella el capitán y portero del Stram, Ögmundur Kristinsson, salvó dos penaltis del Stjarnan.

"No se puede pedir más drama ni más alegría que esta. La emoción que han vivido los aficionados es impresionante, aunque no es una experiencia que un entrenador quiera vivir todas las semanas. Pero esta es la forma más rápida de ganar un título que tiene un club que no puede competir por la liga", comentó el entrenador del Fram Ríkhardur Dadason.

"No empezamos bien, pero al descanso discutimos sobre la importancia de tener fe en nuestro estilo y de marcar rápido un gol. Pasó y nos volvimos a meter en el partido. Por suerte teníamos buenos lanzadores de penaltis. Tuvimos la fortuna y el talento de ganar la tanda", añadió el ex delantero del Fram Dadason, que se hizo cargo del equipo en mayo.

El porter Kristinsson añadió: "Por supuesto que estudio los lanzamientos de penalti de los rivales, pero hay que tener suerte. Cuando llegas a una final de copa las cosas están 50-50 y la posición en la liga no importa. No jugamos bien en la primera parte y merecimos ir perdiendo al descanso, pero luego hablamos para salir con todo en la segunda mitad".

Arriba