Estreno espectacular del Barça

El conjunto de Martino arrancó la Liga con un 7-0 ante el Levante, el Madrid sufrió para ganar en casa al Betis y un Atlético comandado por un imperial Diego Costa se llevó los tres puntos del Sánchez Pizjuán.

Alexis Sánchez marcó el primer tanto del Barça
Alexis Sánchez marcó el primer tanto del Barça ©Getty Images

El FC Barcelona, que jugó de inicio sin su gran fichaje Neymar, ganó su primer partido liguero por un espectacular 7-0 ante el Levante UD. Mucho más sufrió el Real Madrid CF, que ganó 2-1 al Real Betis Balompié gracias a un gol de Isco en los últimos minutos. En el último partido dominical el Club Atlético de Madrid se impuso por 1-3 al Sevilla FC con un imperial Diego Costa.

El conjunto de Gerardo Martino salió de forma arrolladora y antes de la media hora de partido ya ganaba 4-0. Marcaron primero el chileno Alexis Sánchez y Lionel Messi en dos buenas jugadas colectivas del conjunto azulgrana. Pocos minutos después Daniel Alves finalizó una jugada que él mismo comenzó ante un Levante totalmente superado, y en el minuto 25 una fantástica asistencia de Messi fue finalizada por Pedro Rodríguez con un disparo cruzado ante el que nada pudo hacer Keylor Navas. Para desgracia de Joaquín Caparrós la cosa no iba a llegar así al descanso. Messi de penalti (convirtiéndose en el jugador del Barça que en más partidos ha marcado en Liga) y Xavi Hernández iban a echar más sal en la herida granota, permitiendo una primera parte inmejorable de los hombres del ‘Tata’.

Con 6-0 en el marcador la segunda parte perdió un poco de chispa.  El Barça lógicamente relajó la presión y eso evitó que el Levante recibiera tantas ocasiones. Pese a ello el séptimo tanto acabó llegando en una buena jugada de Cesc Fàbregas que acabó remachando Pedro. Neymar entró a falta de 20 minutos para el final y estuvo cerca de estrenar su casillero con una vaselina que acabó deteniendo Keylor Navas.

La gran noticia en el estreno liguero del Madrid fue la titularidad de Diego López. El gallego mantuvo el puesto que se había ganado el año pasado e Iker Casillas ocupó un asiento en el banquillo. A parte de esto la etapa de Carlo Ancelotti en el conjunto de Chamartín no arrancó tan plácidamente como la de Martino en el Camp Nou. El Betis salió valiente en el Estadio Santiago Bernabéu y suya fue la primera gran ocasión con un remate de cabeza de Jorge Molina que mandó a córner Diego López. Con el paso de los minutos el Madrid fue haciéndose con el control, pero el Betis fue el que acabó adelantándose tras una gran jugada de Cedric que Molina introdujo en la red del marco local.

Y ganando aguanto el cuadro sevillano hasta el minuto 26, cuando un Karim Benzema muy activo acabó encontrando puerta con zurdazo potente ante el que nada pudo hacer Stephan Andersen. El segundo tiempo arrancó también con color blanco, ya que nada más saltar al campo Cristiano Ronaldo estrelló un zapatazo contra el larguero. El Madrid acometía una y otra vez pero los remates claros o no llegaban, o Andersen estaba en el lugar adecuado en el momento justo. Nosa tuvo la mejor ocasión del Betis en la segunda parte con un remate de cabeza defectuoso, todo lo contrario que el que se sacó Isco a pase de Marcelo para hacer el 2-1 definitivo que dio los tres puntos al Real Madrid a cuatro minutos del final del partido.

En el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, el Sevilla de Unai Emery arrancó mucho mejor que su rival, creando ocasiones y mandando un disparo al larguero en el minuto 21 por medio del colombiano Carlos Bacca. Alberto Moreno era un puñal por su banda, Marko Marin hacía daño por dentro y el recién llegado Vicente Iborra daba mucho equilibrio al centro del campo sevillista. El Atlético respondió con un buen disparo de David Villa que repelió el poste tras tocar con la mano Beto, aunque fue Diego Costa el que acertó superada la media hora a la salida de un córner. Pero el partido iba a llegar 1-1 al descanso gracias a un golazo de Diego Perotti, que se sacó un espectacular zapatazo desde la frontal ante el que poco pudo hacer Thibaut Courtois.

El comienzo de la segunda parte también tuvo color local. Vitolo era un incordio para los hombres de Diego Simeone por su banda, y tanto Marin como Rakitic dominaban la parte central del campo. Por eso dio entrada el argentino a Oliver Torres y Léo Baptistão en el campo, aunque el Sevilla siguió apretando y probando a Courtois esporádicamente. Sin embargo iba a ser otra vez Diego Costa el encargado de desnivelar la balanza. Carrera imponente, control suave y definición clínica para hacer el 1-2.El brasileño sigue tan imparable como la pasada campaña. Ya en el descuento Cristian Rodríguez cerró el marcador con el 1-3 en una buena jugada individual.

Arriba