El Chasselay hace historia

Ludovic Giuly volvió a acaparar los titulares este fin de semana después de ayudar al conjunto amateur a ganar a un equipo profesional por primera vez en la Copa de Francia.

Además de jugador, Ludovic Giuly es comentarista en televisión
Además de jugador, Ludovic Giuly es comentarista en televisión ©AFP

De vuelta al fútbol aficionado por puro amor al deporte, el ganador de la UEFA Champions League 2006 Ludovic Giuly volvió a los titulares el fin de semana con el triunfo del MDA Foot Chasselay de cuarta categoría ante un equipo profesional por primera vez en la Copa de Francia.

En un Ludovic Giuly Stadium lleno (el estadio lleva el nombre del equipo en el que juega el futbolista de 37 años), él marcó en el minuto 51 ante el FC Istres de la Ligue 2. Cheick Fantamady Diarra igualó 17 minutos después, pero el equipo de Chasselay venció desde el punto de penalti para asegurar su presencia en el sorteo de los dieciseisavos de final del lunes.

"Mis jugadores dieron buena cuenta de ellos", aseguró el técnico Stéphane Santini, hijo del antiguo seleccionador galo Jacques Santini. Pero Giuly, que volvió el pasado verano al club en el que jugó a nivel formativo tras 18 años de carrera en la que pasó por Olympique Lyonnais, AS Monaco FC, FC Barcelona, AS Roma, Paris Saint-German y FC Lorient, fue menos cauteloso.

"Es histórico para los jugadores, un gran logro", afirmó el antiguo internacional francés, que incluso terminó jugando como delantero centro. "¡Estoy claramente demasiado viejo para ello!".

Chasselay es un pueblo de 3.000 habitantes que está 25 minutos en coche al norte de Lyon y el club de Monts d'Or Azergues representa a la zona. Actualmente es tercero por la cola en el Grupo B del Campeonato de Aficionados de Francia pero el hombre que ganó la UEFA Champions League en 2006 con el Barcelona y que ayudó al Mónaco a alcanzar la final tres años antes está decidido a ayudar, combinando su trabajo como comentarista en la televisión BeIn Sports.

"Cuando me comprometo con algo lo hago al 100 por cien. Entreno dos o tres veces por semana y teniendo en cuenta mi trabajo en BeIn hemos acordado que no jugaré todos los partidos. Amo el fútbol, estar sobre el campo. Podría haber seguido como profesional pero ese no era mi objetivo. Quería volver a casa y disfrutar de mi familia. Así que he dejado de jugar en la Ligue 1 pero no en el fútbol de aficionados", explicó Giuly.

Naturalmente, Giuly le hizo la propuesta al Lyon, su primer club como profesional. "No funcionó, así es el fútbol", añadió. Su sueño de jugar un último encuentro en el Stade de Gerland aún puede convertirse en realidad ya que el Lyon también está en dieciseisavos de final. 

Arriba