El Atlético asalta la segunda plaza

El equipo de Simeone aprovecha el tropiezo del Valencia en Eibar para colocarse segundo a tres puntos de un Barcelona que juega este domingo en casa ante el Dépor.

©AFP/Getty Images

• La jornada del sábado en la Liga arrancó con el siempre emocionante derbi vasco entre el Athletic y la Real Sociedad, choque que finalizó con 0-0.
• La primera parte fue espesa. Ningún de los dos equipos logró llevar la manija. Sobró tensión y faltó claridad de ideas, dominando el miedo a cometer errores más que la ambición por hacer daño al rival.
• El segundo acto tuvo mucho más ritmo y algunas ocasiones importantes, como un remate de Sergio Canales a falta de un cuarto de hora que se fue lamiendo el palo corto de Iago Herrerín, que fue titular al quedarse Kepa Arrizabalaga fuera de la convocatoria por molestias en un tobillo.

• Mejor le fue al Eibar, que infligió al Valencia su segunda derrota consecutiva fuera de casa al imponerse por 2-1 en una tarde fría y lluviosa en Ipurua.
• El japonés Inui adelantó al cuadro vasco nada más comenzar la segunda parte, igualó el marcador Santi Mina y en los últimos compases del partido un gran remate de Joan Jordán dio los tres puntos a los hombres de José Luis Mendilibar.
• Aprovechó el tropezón el Atlético, que se coloca segundo en la Liga tras derrotar al Alavés por 1-0 con el primer gol en el presente campeonato liguero de Fernando Torres.
• El club madrileño propuso más en la primera y en la segunda mitad y se acabó llevando el premio en el minuto 74 gracias al tanto del delantero de Fuenlabrada.
• El Atlético se pone con 36 puntos, dos más que el Valencia y tres menos que el Barcelona, que juega este domingo ante el Deportivo en el Camp Nou.
Por su parte, el Real Madrid se impuso en la final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA al Grêmio de Porto Alegre por 1-0 con un gol de Cristiano Ronaldo.
• El viernes, Sevilla y Levante empataron a cero en la capital de Andalucía en un partido marcado por la buena noticia que supuso el regreso de Eduardo Berizzo al banquillo local y porque Jesús Navas alcanzó los 416 partidos con la camiseta del club de Nervión, convirtiéndose en el futbolista con más choques disputados en la historia del Sevilla.

Arriba