Supo aguantar

Dolnoslaski AMA - Aveiro AMA 1-1El equipo polaco se mete en la gran final con el punto que le faltaba, pese a las acometidas rivales en el tramo final del encuentro.

Supo aguantar
©Sportsfile

Un empate necesario
El Dolnoslaski, que necesitaba al menos un punto para mantener el liderato del Grupo B, se adelantó pronto en el marcador con un tanto de Arkadiusz Piech. El Aveiro consiguió el empate en la segunda mitad por mediación de José Bastos, aunque no fue capaz de lograr un segundo que le hubiese metido en la gran final, por lo que ahora luchará por la medalla de bronce. El rival del Dolnoslaski será la Región Sudeste búlgara, con la que se jugará el título el martes en Sliven.

Primer gol
A los cuatro minutos de partido, el Dolnoslaski ya se puso por delante en el marcador, en un balón de Łukasz Ochmański, que Piech definió muy bien ante la salida del meta Luis Santos. El equipo portugués trató de reaccionar con rapidez, aunque el lanzamiento de falta de Luis Rodrigues se fue ligeramente desviado. A los 16 minutos, Ochmański, lesionado, tuvo que ser sustituido por Szymon Jaskulowski.

Dominio del Aveiro
El siguiente aviso fue de Fabio Silva, que obligó a lucirse a Krzysztof Czerniak, aunque poco después pudo llegar el segundo para el cuadro polaco en un mano a mano contra el portero de Mariusz Sadowski, que chutó ligeramente desviado. En busca de un revulsivo, el entrenador portugués José Sá decidió hacer un doble cambio, dando entrada a Jonathan Ribeiro y al goleador del partido frente al Ivan Odessa AMA, Xavier Santos. Tras el descanso también entró Nelson Rato.

Empate
La primera oportunidad tras la reanudación fue para el cuadro polaco, en una parada de Santos a remate de Jaskulowski. Incluso Czerniak también pudo lograr el segundo en un disparo que se fue rozando el larguero. Pero, mediada la segunda mitad, llegó el empate en un sensacional disparo desde la derecha de Bastos. Pese a estar a un gol de quedarse fuera de la final, el Dolnoslaski supo aguantar la presión y las embestidas del rival, y ya no se movió el marcador. La única mala noticia para el equipo polaco fue la amonestación que recibió Dariusz Zalewski, que le impedirá disputar la final.

Arriba