UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Clarence Seedorf se une al consejo de la Fundación para la Infancia de la UEFA

La leyenda del fútbol aporta un perfil global y más de 20 años de experiencia en proyectos benéficos.

Getty Images

Clarence Seedorf se ha unido al consejo directivo de la Fundación para la Infancia de la UEFA.

Seedorf, que sigue siendo el único jugador que ha levantado la UEFA Champions Legue con tres clubes diferentes, se ha dedicado a proyectos sociales durante y tras su carrera como jugador, utilizando el poder del deporte para inspirar un cambio positivo.

"Estamos encantados de que Clarence se una a la familia de la Fundación para la Infancia de la UEFA", dijo el Presidente de la UEFA Aleksander Čeferin, que también es presidente de la Fundación para la Infancia de la UEFA.

"No sólo tiene una historia inspiradora como uno de los futbolistas más exitosos de su generación, sino que ha utilizado continuamente sus experiencias para ayudar a hacer del mundo un lugar mejor para los demás. Tener a Clarence en nuestro equipo será un gran beneficio para la Fundación, ya que trabajamos juntos para mejorar la vida de los niños desfavorecidos de todo el mundo".

Retribuir a las comunidades

Seedorf se reúne con los aficionados tras un partido benéfico de la Fundación UEFA
Seedorf se reúne con los aficionados tras un partido benéfico de la Fundación UEFASPORTSFILE

Seedorf, que habla seis idiomas y jugó con Holanda en 87 ocasiones, añadió: "Es un honor y un placer unirme a la Fundación para la Infancia de la UEFA. He seguido de cerca sus actividades y estoy muy contento de unirme para apoyar su trabajo".

"He hablado con el Presidente Čeferin durante algún tiempo y aprecio que haya aceptado la idea de que me una al equipo. Espero que podamos disfrutar de esta relación durante mucho tiempo, hacer grandes cosas y ayudar a las comunidades de todo el mundo".

Después de unirse con la Fundación, Seedorf habló más sobre el papel en una sesión especial de preguntas y respuestas, destacando la importancia del deporte como vehículo para el cambio, así como mirando hacia la UEFA EURO 2020.

Clarence, bienvenido a la Fundación para la Infancia de la UEFA. ¿Cómo ve el desarrollo de su papel en el consejo?

"Creo que unirme a la Fundación es una bonita evolución de mi relación con la UEFA, que ya existe desde hace tiempo. Juntos entendemos la importancia que tiene el fútbol en la sociedad y en la vida de los niños".

"He estado involucrado en fundaciones durante más de 20 años, y eso me ha dado una gran visión de lo que se necesita para tener un impacto y crear proyectos que marquen la diferencia".

"Pero primero quiero entender mucho mejor y aprender de la situación actual de la Fundación y cómo puedo aportar mis conocimientos y experiencia para alcanzar los objetivos de la Fundación y, finalmente, mejorar lo que hay ahora y aportar un valor añadido como miembro del equipo. Me hace mucha ilusión y estoy muy orgulloso de este nombramiento".

¿Qué importancia tiene que los jugadores y deportistas utilicen su influencia como fuerza para el bien?

"Bueno, en realidad muchos jugadores participan en organizaciones benéficas, ya sean propias o prestando su nombre a otras instituciones u organizaciones".

"Es algo muy personal y algunos se implican más que otros, algunos son visionarios en lo que hacen y participan en los procesos de toma de decisiones, mientras que otros prefieren estar más entre bambalinas o de bajo perfil".

"Nadie tiene la obligación de ir al frente, pero creo que todos tenemos la obligación de aportar valor a todos aquellos que nos han dado tanto a lo largo de los años".

"Siempre he visto mucha buena voluntad por parte de los jugadores para participar en buenas causas, y estoy contento de seguir participando en ello sin comparar ni tener expectativas sobre los demás. Creo que debemos empezar por nosotros mismos e intentar dar todo lo que podamos".

¿Quiénes han sido sus inspiraciones y modelos a lo largo de su vida?

Seedorf celebra el éxito de la UEFA Champions League con el AC Milan en 2007
Seedorf celebra el éxito de la UEFA Champions League con el AC Milan en 2007Bongarts/Getty Images

"Las primeras personas son mis padres, por supuesto. Siempre han sido modelos muy positivos en mi vida. También diría que algunos de los profesores que tuve en la escuela y en mi juventud futbolística".

"Nelson Mandela, en particular, siempre ha desempeñado y sigue desempeñando un papel muy central en el núcleo de mi misión: aguantar situaciones e iniciar un camino para seguir y seguir empujando por los menos privilegiados y por un mundo más pacífico".

"Mi creencia es que la paz llega a través de la educación, y la educación tiene que tener, como columna vertebral, el deporte, especialmente en las primeras etapas de la vida. Estos son los elementos clave que creo que cambiarán el mundo. Y nosotros tenemos la capacidad y los medios para, como equipo, marcar esa diferencia".

"Tener modelos de conducta en la vida (y aquí es donde nos remontamos un poco a los jugadores) creo que el papel que tienen los jugadores hoy en día, incluso más que hace 20 años, es ser un modelo positivo y ser conscientes de que los niños te admiran y siguen tus acciones y comportamientos".

"Esos modelos de conducta siempre han seguido manteniéndome en el camino correcto, ese camino espiritual, en realidad, de dar y añadir valor donde podamos".

Mandela habló del poder del deporte para inspirar el cambio en el mundo. ¿Qué importancia puede tener como herramienta social?

"Fue capaz de cambiar la cara de todo un país y la comprensión de la unidad a través del deporte. Así que es una herramienta muy, muy fuerte, eficiente y eficaz cuando se utiliza adecuadamente".

"Eso es lo que creo que debemos perseguir: crear y adoptar proyectos muy sólidos y sostenibles que utilicen el deporte como herramienta fundamental para mejorar el desarrollo general y la vida de los niños y niñas".

"Está demostrado científicamente que la práctica del deporte entre los cinco y los doce años ayuda al desarrollo cognitivo y creativo de los niños y niñas: debería ser un derecho de todos los niños y niñas".