El Nápoles no puede con el Dínamo Kiev