El regreso del fútbol: UEFA está preparando una vuelta segura de sus competiciones de élite.
Más información >

 

El Depor se va por la puerta de atrás

Olympiacos CFP – Deportivo La Coruña 1-0
El equipo coruñés se despide con una mala imagen.

Por Jorge Sagarminaga

Adiós a Europa. Tras este derrota, el RC Deportivo La Coruña va a quedar cuarto de grupo y por lo tanto no tiene derecho, ni siquiera a disputar la Copa de la UEFA. Una vez más, y ya van cinco, el Depor no marcó y defraudó con un juego muy inferior al que nos tenía acostumbrados en años anteriores en la UEFA Champions League. El Olympiacos, por su parte, se ha puesto líder del grupo A, aunque deberá esperar a la última jornada para lograr la clasificación. Rivaldo y Predrag Djordjevic, autor del gol, fueron los mejores del partido.

Delantera de circunstancias
El RC Deportivo La Coruña afrontaba el partido ante el Olympiacos CFP con la necesidad imperiosa de conseguir los tres puntos para tener opciones de clasificarse para los octavos de final. Javier Irureta tuvo que recomponer la línea ofensiva, sacando a Albert Luque como delantero centro, debido a las bajas de Diego Tristán y Walter Pandiani, que pese a ir convocado, sufre molestias y no salió de inicio.

Ocasiones griegas
El partido comenzó con bastante ritmo por parte de ambos equipos, siendo el conjunto griego el que dispuso de las ocasiones más claras para adelantarse en el marcador. El Olympiacos estuvo cerca de marcar en un mano a mano de Ioannis Okkas, que solventó de forma extraordinaria, José Molina. Dos minutos más tarde, Rivaldo tuvo en sus botas una buena ocasión, pero el disparo del brasileño se fue desviado. El Depor quería el control del balón, pero no llegaba con claridad a la portería defendida por Antonios Nikopolidis. Luque, referencia ofensiva, cayó en la trampa del fuera de juego en 5 ocasiones en tan sólo 22 minutos.

Sin goles
A la media hora de partido llegó la mejor ocasión del choque a favor del conjunto griego. Tras un gran pase de Giovanni, el cuero le llegó a Ieroklis Stoltidis que,  tras superar a Molina, mandó el esférico al larguero, cuando los aficionados que abarrotaban el Georgios Karaiskakis ya celebraban el gol. Cinco minutos más tarde, el Depor tuvo su primera oportunidad en un remate de cabeza de César Martín tras un corner sacado por Pedro Munitis, pero el lanzamiento se fue desviado. Poco más tarde, Luque puso a prueba los reflejos de Nikopolidis que detuvo su lanzamiento sin demasiados problemas. En los últimos minutos de la primera mitad, los pupilos de Javier Irureta tuvieron una tímida reacción ofensiva y se fueron en busca del gol, que les permitiera soñar con la clasificación, aunque sus ocasiones no se caracterizaban por su mordacidad.

Rivaldo se mostró muy peligroso
La segunda mitad comenzó con un fuerte disparo de falta de Luque, que desvió a corner el guardameta heleno, tras una gran intervención. Diez minutos más tarde, Rivaldo el jugador más activo del equipo griego, pudo adelantar a su equipo en un remate de cabeza, que detuvo Molina. Según pasaban los minutos, el equipo coruñés se iba más al ataque aunque sin peligro, descuidando su defensa, propiciando contraataques peligrosos por parte del conjunto griego.

Se acabó el sueño
En el minuto 68, el omnipresente Rivaldo, dio una gran asistencia a Predrag Djordjevic, que no perdonó y batió a Molina con un disparo raso. El Depor no reaccionó y siguió con la misma tónica el resto de no sólo de este partido, sino de toda la Champions, en la que ni han marcado ningún gol ni han jugado al nivel que de ellos se esperaba. Con sólo dos puntos, el Deportivo es matemáticamente el último clasificado. Poco queda de aquel conjunto que el año pasado disputó las semifinales de la UEFA Champions League.

Arriba