El futuro del Mónaco se decide en Riazor

El encuentro estará marcado también por la despedida de Europa de dos históricos deportivistas: Mauro Silva y Fran.

Por Carlos Voto desde La Coruña

El RC Deportivo La Coruña y AS Monaco FC volverán a verse las caras en el estadio Municipal de Riazor en el encuentro correspondiente a la última jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League, aunque las aspiraciones y necesidades de los unos y los otros se ubican en polos diametralmente opuestos. Así, mientras los monegascos precisan ganar para no depender de otros resultados, los coruñeses saldrán al campo con la única ambición de dejar bien alto el estandarte blanquiazul. Para los gallegos vencer en este choque es sólo una cuestión de orgullo

“Una vergüenza es robar”
El entrenador del Deportivo, Javier Irureta, apeló al orgullo de sus jugadores para lograr una victoria ante el Mónaco y poder ofrecer por fin una alegría a sus aficionados en esta edición de máxima competición europea. Cuestionado sobre la motivación con la que el Dépor afrontará el encuentro, el preparador tiene claro que hay motivos de sobra para tratar de ganar: “Lo afrontamos como un partido de Champions en el que tenemos el deseo, el orgullo, la dignidad y las ganas de ofrecer una victoria a nuestros aficionados. El objetivo es ganar el partido y acabar la primera fase al menos con cinco puntos”. El vasco puso la nota de humor cuando un periodista francés le preguntó si no se sentía avergonzado por la sequía goleadora de su equipo: “Una vergüenza es robar. Nosotros no robamos. Podemos ser mejores o peores, pero no hemos robado. Eso sí es una vergüenza”.

La calculadora de Deschamps
Por su parte, el técnico del Mónaco Didier Deschamps no quiere ni oír hablar de especulaciones sobre probables resultados que no se traduzcan en ganar en La Coruña. Por eso aseveró: “Nos hacen falta estos tres puntos de cara a la clasificación. Nuestros únicos cálculos son, simplemente, ganar. El futuro está en nuestras manos. La única motivación para nosotros es la victoria. El Deportivo es un equipo difícil. A ellos, el hecho de no tener presión les puede hacer jugar de manera más ofensiva. Nuestro planteamiento será el mismo, porque necesitamos estar en competiciones europeas. No clasificarnos puede ser un fracaso deportivo pero no económico”. Por último, Deschamps alabó la profesionalidad de Irureta y la apuesta de éste por el espectáculo: “Irureta es un auténtico profesional que querrá dar espectáculo y ganar. No creo que nos encontremos con un Dépor dispuesto a hacernos regalos”.

Entre la decepción y la sorpresa
El delantero argentino del Mónaco, Javier Pedro Saviola, mostró su sorpresa por la temprana eliminación del Deportivo de la máxima competición europea. “No estoy decepcionado pero sí sorprendido. En los últimos años el Dépor estuvo arriba en todas las competiciones. Este partido es muy importante para nosotros. Necesitamos el triunfo para clasificarnos. En Mónaco estoy muy feliz porque tengo continuidad”.

Sin espíritu de revancha
El lateral andaluz del Deportivo, Héctor Berenguel, se perfila como posible titular en la banda derecha de su equipo en detrimento de Manuel Pablo. Y como casi todos, no quiere hablar de revancha hacia el Mónaco: “Esto es únicamente fútbol. Queremos ganarle al Mónaco por nuestra afición. Me da igual quién pase a la siguiente fase”. Respecto a si su probable inclusión en el once se debe a los fallos que el Dépor está teniendo en defensa, Héctor comentó: “El entrenador es el que decide. Yo no soy quién para decir si debo de jugar o no".

El adiós de dos mitos
Para la familia coruñesa este partido representa algo más que el último de esta edición de la Champions League. Ante el Mónaco le dirán adiós a la competición dos hombres emblemáticos del Deportivo. De esos que la afición encumbra a la categoría de mitos: Fran y Mauro Silva. En virtud de ello, el brasileño lamentó despedirse de la Liga de Campeones tan rápido y con un partido intrascendente: “Ésta no es la despedida que me había imaginado y no es la que me hubiera gustado, porque ya no tenemos posibilidades. No obstante, tenemos la responsabilidad de intentar ganar el partido para acabar la competición con dignidad. Además, aunque no sea mucho dinero, el triunfo también supone un ingreso para el club”.

Arriba