UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
A partir del 25 de enero UEFA.com ya no será compatible con Internet Explorer.
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Decide la pegada inglesa

AS Roma - Manchester United FC 0-2
Ronaldo y Rooney se mostraron letales en el Stadio Olimpico. La eliminatoria, sentenciada.

Wayne Rooney sentenció el partido con el 0-2
Wayne Rooney sentenció el partido con el 0-2 ©Getty Images

El Manchester United FC tiene pie y medio en las semifinales de la UEFA Champions League tras ganar por 0-2 al AS Roma en el partido de ida de los cuartos de final disputado en el Stadio Olimpico. Todo apunta a que los ingleses se verán las caras en la siguiente ronda con el FC Barcelona, que ganó por 0-1 al FC Schalke 04 en Alemania.

Vučinić, sustituto de Totti
No hubo muchas novedades en las alineaciones titulares de ambos conjuntos. En el conjunto local entrenado por Luciano Spalletti, Mirko Vučinić fue el sustituto en el ataque del capitán romano Francesco Totti que no pudo jugar por lesión. Mientras, en el campeón inglés dirigido por Sir Alex Fergusson, destacó la presencia de Ji-Sung Park en el once en detrimento del argentino Carlos Tévez.

Dominio italiano
El choque comenzó con dominio de la Roma, que salió enrabietada tras el 7-1 que encajó frente al Manchester la pasada temporada en esta misma fase de la competición. Vučinić se mostró en estos primeros instantes como el hombre más peligroso de los romanos aunque las claras ocasiones de gol brillaban por su ausencia. En el minuto 16, la Roma pudo marcar por mediación un remate de cabeza de Christian Panucci tras un córner que se marchó por encima del larguero de la portería de Edwin van der Sar.

Espectacular cabezazo
Cumplido el ecuador del primer tiempo, el Manchester comenzó a dar señales de vida y probó fortuna con un lejano lanzamiento de falta de Cristiano Ronaldo que se fue desviado de la meta de Doni. En el 28’, Vučinić gozó de una buena ocasión con un tiro desde la frontal del área que apunto estuvo de sorprender a Van der Sar. Tras esta acción, el equipo inglés perdió por lesión a Nemanja Vidić, quién fue sustituido por John O'Shea. Seguidamente, llegó el 0-1 en el minuto 39. Un gran centro de Paul Scholes desde la banda derecha fue rematado de cabeza de manera espectacular por Ronaldo batiendo desde dentro del área a Doni. Gran mazazo para la Roma poco antes del descanso a pesar de que pudo lograr el empate a uno tras un disparo de Vučinić que se marchó cruzado.

Lo intenta la Roma
La segunda mitad se inició como la primera, con dominio de la Roma que necesitaba con urgencia un gol. Así, en el minuto 51 el conjunto de Spalletti tuvo una buena oportunidad en las botas de Panucci que en el segundo palo libre de marca disparó por encima del larguero inglés. Ocho minutos después, lo volvió a intentar la Roma, con un centro de Ludovic Giuly que fue atajado por el portero holandés del Manchester antes de que Alberto Aquilani pudiera rematar.

Mala suerte
A la hora de juego, los italianos volvieron a perdonar. Aquilani en esta ocasión sí remató pero Van der Sar sacó una buena mano evitando el empate. La Roma, por juego y oportunidades, merecía como mínimo el empate. Sin embargo, en el 66’ llegó la sentencia, cuando Wayne Rooney se aprovechó de un error de Doni dentro del área para marcar a placer el 0-2. Sin tiempo para sobreponerse del varapalo la Roma, el Manchester pudo hacer el 0-3. Y como no, el peligro estuvo en las botas de Ronaldo, que con un buen tiro desde la frontal del área obligó a Doni a emplearse a fondo para tocar el balón que llegó a rozar en el palo.

Sin fe
El 0-2, injusto por lo visto sobre el terreno de juego, dejó muy tocada a la Roma. Por su parte, el Manchester estaba cerca de volver a golear al los italianos. Michael Carrick, en el minuto 71, con un potente tiro desde fuera del área pudo marcar. El cuero se marchó rozando el poste. Ronaldo pudo hacer su segundo gol de la noche con una gran volea que pasó muy cerca del larguero de Doni. El partido terminó muriendo con un querer y un no poder de la Roma, que dentro de una semana deberá buscar la machada y la heroica en el Teatro de los Sueños, en Old Trafford.