Cristiano Ronaldo decide con un golazo

FC Porto – Manchester United FC 0-1 (Global 2-3)
La estrella lusa fue profeta en su tierra y dio el pase a semifinales al vigente campeón de Europa. El Oporto, inofensivo.

Cristiano Ronaldo decide con un golazo
Cristiano Ronaldo decide con un golazo ©Getty Images

El Manchester United FC ha ganado por 0-1 al FC Porto en el partido de vuelta de los cuartos de final de la UEFA Champions League disputado en Estádio do Dragão y se ha clasificado para las semifinales tras superar la eliminatoria por un global de 3-2. Además, con este marcador, los diablos rojos, que aún optan a la defensa del título cosechado el año pasado, se convierten en el primer conjunto inglés en ganar a los lusos en su campo en competiciones europeas y amplían su racha de encuentros consecutivos sin perder en Europa a 23 partidos.

Equipos de gala
Tanto Jesualdo Ferreira como Sir Alex Ferguson, entrenadores del Oporto y del Manchester United, respectivamente, pusieron en liza a sus onces titulares. En el campeón de Portugal, jugaron el ataque el tridente formado por Hulk, Lisandro y Cristián Rodríguez, además de la estrella argentina Lucho. Mientras, el vigente campeón de Europa recuperó en su línea defensiva a Rio Ferdinand que no jugó por lesión en el empate 2-2 en Old Trafford la semana pasada. Wayne Rooney, Dimitar Berbatov y Cristiano Ronaldo fueron los hombres más ofensivos de Ferguson para buscar el pase a semifinales.

Digno de la Champions
Tras el resultado de la ida, el conjunto inglés salió desde el inicio a demostrar quién es el actual Rey en el Viejo Continente. Y lo hizo a lo grande, dominando y con un golazo de su estrella, Cristiano Ronaldo, que fue profeta en su tierra. A los seis minutos de juego, el internacional portugués recogió un balón en el centro del campo y desde 30 metros se sacó un zapatazo seco que se coló por toda la escuadra ante la inútil pero gran estirada del portero del Oporto Helton. Los chicos de Ferguson ya habían cumplido su principal premisa, hacer un gol y eso que el primer acto no había hecho nada más que comenzar.

Los lusos despiertan
Curiosamente, el 0-1 no cambió el guión de la obra y el líder de la Premier League siguió dominando a su homólogo en la liga portuguesa. De hecho, el Oporto, al que le valía el empate 1-1 para alcanzar las semifinales, no dio señales de vida en ataque hasta el minuto 20 con un lanzamiento de falta de Bruno Alves que se marchó desviado de la portería de Edwin van der Sar. Esta ocasión local pareció despertar a los jugadores de Ferreira y cinco minutos después tuvieron una buena oportunidad para igualar la contienda cuando Lisandro desde dentro del área probó a las manos de Van der Sar, que detuvo en remate sin problemas.

Lesión de Lucho
Cuando mejor parecía asentado sobre el verde tapete el Oporto, la desgracia se cebó con el dos veces campeón de Europa cuando su capitán y futbolista más desequilibrante, Lucho, tuvo que ser sustituido por su compatriota Mariano González, que marcó el segundo gol de los lusos en Old Trafford. A la media hora de juego Ryan Giggs pudo acentuar aún más el mal momento del equipo portugués en el duelo con un remate desde dentro del área que Helton detuvo. Antes del descanso, el Manchester United pudo dejar vista para sentencia la función, cuando un córner sacado por Giggs y tocado por John O'Shea fue rematado dentro del área por Nemanja Vidić. Incomprensiblemente el defensa serbio disparó por encima del larguero cuando estaba sólo cerca de la línea de gol para hacer el 0-2.

Sin reacción local
El segundo acto se inició con el Manchester United, cediendo el protagonismo al Oporto, es decir, entregando la posesión del balón, con la clara intención de poner tierra de por medio en la eliminatoria por a través de un contragolpe. Esta situación no fue aprovechada por el conjunto del sancionado Jesualdo Ferreira, a pesar que desde la grada vio como Raul Meireles en el 48' con un tiro desde la frontal del área no inquietó al portero holandés del conjunto inglés. Sobrepasada la hora de juego, los locales incrementaron su presión, pero apenas creaban ocasiones. El reloj corría el contra y el Oporto jugaba más con el corazón que con la cabeza.

Espera el Arsenal
Sin embargo, a pesar de tener controlado el partido, el Manchester United, con tres Copas de Europa en sus vitrinas, tenía que afrontar los últimos minutos del partido con ese temor de que un gol les apeaba de la competición. Éste pudo llegar a doce minutos del final, cuando una mala salida de Van der Sar tras un córner fue rematado por Rolando marchándose el cabezazo desviado por muy poco. A cinco minutos del final, el Oporto tuvo su última ocasión de alcanzar la gloria con un tiro de Lisandro tras centro de Mariano, pero Van der Sar lo detuvo sin problemas. Finalmente, se cumplió el desenlace de la obra pronosticado por los expertos del fútbol y el Manchester logró la clasificación para las semifinales, donde le espera el Arsenal FC. De paso, el quipo de Ferguson se tomó la revancha de la eliminación sufrida ante los dragones en 2004.