El Manchester United defenderá su trono en Roma

Arsenal FC - Manchester United FC 1-3 (Global: 1-4)
Los actuales campeones no dieron ninguna opción a los gunners y a los 11 minutos ya ganaban 0-2. Barça o Chelsea, rival en la final del 27 de mayo.

Cristiano Ronaldo y Rio Ferdinand celebrán el segundo gol del Manchester
Cristiano Ronaldo y Rio Ferdinand celebrán el segundo gol del Manchester ©Getty Images

El vigente campeón de la UEFA Champions League, el Manchester United FC, defenderá el título el 27 de mayo en la final de Roma tras ganar por 1-3 al Arsenal FC en Londres en el encuentro de vuelta de las semifinales y superar la eliminatoria por un global de 4-1. De esta forma, el equipo de Manchester podría lograr su cuarta Copa de Europa y su rival en la final será el vencedor de la otra semifinal que enfrenta al Chelsea FC con el FC Barcelona.

Van Persie titular, Tévez suplente
Arsène Wenger, técnico de los gunners, apostó por su equipo de gala ya que no le quedaba otra tras la derrota por 1-0 en Old Trafford la pasada semana en la ida. Por ello, regresó Robin van Persie al once tras dos semanas de baja por lesión, por lo que jugó en un centro del campo en el que destacaban Cesc Fàbregas, Samir Nasri y Theo Walcott. Emmanuel Adebayor, fue el delantero. Mientras, el colega de profesión de Wenger en el Manchester United, Sir Alex Ferguson, jugó con un sólo hombre en punta de ataque, Wayne Rooney. El entrenador escocés decidió reforzar el centro del campo con la entrada de Ji-Sung Park dejando en el banquillo al argentino Carlos Tévez.

La suerte del campeón
Ante un gran ambiente típico del fútbol inglés, el Arsenal inició el choque con mucho ímpetu y encerrando en su campo al líder de la Premier League. Sin embargo, la suerte del campeón estuvo del lado de los diablos rojos. Y es que una rápida contra iniciada por Anderson prosiguió con un pase a Cristiano Ronaldo, que desde dentro del área y de primeras centró para Park, que aprovechándose del resbalón de Kieran Gibbs superó a Manuel Almunia en el minuto 8. Este gol no sólo significó que el Arsenal encajara su primer gol en casa en la competición esta temporada, sino que también necesitaba tres goles para alcanzar la final.

Sentencia
Pero sin tiempo para la reacción y tres minutos después, el Manchester United sentenció la eliminatoria y el encuentro. Un buen lanzamiento de falta de Ronaldo superó a un tapado Almunia situando contra todo pronóstico el 0-2 en el marcador ante el delirio de Sir Alex Ferguson en el banquillo y de los aficionados visitantes presentes en el Arsenal Stadium. Los gunners, en pleno estado de shock, pudieron encajar un tercer tanto en el 17', cuando un disparo de Rooney desde fuera del área con efecto fue desbaratado por Almunia con una gran estirada.

Sin reacción
Con todo perdido, el equipo londinense, fue un querer y un poder durante los últimos 20 minutos del primer período ante el poblado centro del campo del Manchester United, que apenas dejaba maniobrar a Fàbregas e impedía que Adebayor llevara peligro ante un 'espectador' más en el estadio como estaba siendo el caso de Edwin Var der Sar. Curiosamente, el segundo acto comenzó con un serio Manchester imponiendo su ritmo y pudiendo marcar en el 52' con un tiro desde fuera del área de Cristiano Ronaldo que de nuevo despejó a córner con una buena mano Almunia.

Gran gol
Finalmente, sobrepasada la hora de juego, llegó el 0-3 tras una genial jugada al contraataque. Esta la inició Cristino Ronaldo con un tacón hacia Park, que pasó en largo al Rooney que tras una carrera por la banda izquierda centró para que el propio Ronaldo desde dentro del área fusilara a Almunia en su salida. La racha del Arsenal de 24 encuentros consecutivos sin perder en casa en la Champions League estaba llegando a su fin. En el minuto 64, el Arsenal probó por vez primera en todo el choque los guantes de Van der Sar con un disparo desde la frontal de Van Persie.

Tanto del honor
Con todo resuelto y con Sir Alex Ferguson dando descanso a jugadores como Rooney, el campeón inglés se dejó llevar, lo que cual permitió que el Arsenal tuviera opciones para hacer algún tanto. Éste llegó en el minuto 76 cuando Cesc Fàbregas fue derribado dentro del área por Darren Fletcher, que fue expulsado (se perderá la final) y Van Persie se encargó de transformar la pena máxima. El gol local fue el premio al pundonor del Arsenal pero en ningún momento supuso un peligro para el triunfo del Manchester United y para el record de 12 encuentros consecutivos sin perder a domicilio en la UEFA Champions League.