Grønkjær da vida al FCK

Rosenborg BK - FC København 2-1
El ex del Atlético de Madrid marcó un postrero gol que mantiene vivo al conjunto danés de cara al choque de vuelta.

William Kvist (FC København) y Anthony Annan (Rosenborg BK)
William Kvist (FC København) y Anthony Annan (Rosenborg BK) ©Getty Images

Un tardío cabezazo de Jesper Grønkjær le ha dado vida al FC København, que ha caído 2-1 ante el Rosenborg BK en el partido de ida del play-off de la UEFA Champions League. Steffen Iversen y Markus Henriksen anotaron los goles del conjunto noruego.

Iversen puso a los locales con ventaja en el 23', mandando a la red el balón tras una buena combinación colectiva. Henriksen dobló la ventaja antes de la hora de juego con su tercer gol en lo que llevamos de competición, pero el tanto a última hora de Grønkjær deja al FCK con las opciones intactas antes del partido de vuelta dentro de siete días.  

Exceptuando la volea de Grønkjær que se fue al larguero en el primer minuto, fue el Rosenborg el que llevó la iniciativa. Antes de que Iverson adelantara a los locales tras una preciosa jugada, a punto estuvo Anthony Annan de anotar con un lejano disparo.

Pero Rade Prica recibió dentro del área y asistió a Henriksen, que dejó de espaldas el balón para la llegada de Iversen, quien fusiló al meta rival. El tanto enloqueció a la hinchada local, en lo que era un derbi escandinavo. Antes del descanso, Dame N'Doye pudo empatar en dos ocasiones para el FCK, pero no tuvo fortuna.

El delantero llegaba a la cita tras haber anotado cinco goles en los tres últimos partidos, pero no estuvo acertado en este choque. Primero no supo aprovechar un error de Claudemir con el fuera de juego, y más tarde fue el meta Daniel Örlund el que detuvo el peligroso disparo raso de N'Doye.

Tras el descanso, fue Grønkjær el que dispuso de la primera ocasión, pero su disparo se fue fuera. Y poco después, el Rosenborg no perdonó. Henriksen dobló la ventaja local en el 57' con un sutil toque tras un pase de Annan.

Después de haber fallado sus ocasiones, el FCK podía haber sufrido una derrota más abultada de no ser por las intervenciones de su guardameta, Johan Wiland, a remates de Iversen  y de que Thomas Kristensen sacó un balón debajo de los palos. Y a seis minutos para el final, Grønkjær mandó a la red un centro desde la esquina de Hjalte Nørregaard.