Pase con tensión para el Copenhague

FC København - Rosenborg BK 1-0
(Global:2-2, el FCK se clasifica por el valor doble de los goles en campo contrario)
El equipo danés jugará la fase de grupos por segunda vez en su historia.

Solvi Ottesen (FC København)
Solvi Ottesen (FC København) ©Getty Images

Un gol de cabeza de Sölvi Ottesen acabó con la racha de 31 partidos sin perder del Rosenborg BK en 2010 y clasificó al FC København para la fase de grupos de la UEFA Champions League gracias al valor de los goles marcados fuera de casa.

En una primera parte muy animada en la que el equipo local, que perdió 2-1 en la ida jugada la semana pasada, envió dos balones a la madera, Ottesen fue el único que vio puerta para el FCK en el minuto 33. El suplente Roar Strand envió el balón al larguero para los visitantes en un final frenético pero no fue problema para que el conjunto danés logrará su presencia en el sorteo del jueves, mientras que el Rosenborg participará en la UEFA Europa League.

Los aficionados locales recibieron a su equipo con una pancarta gigante en la que se leía "klar til kamp" (listos para la batalla), aunque fue el Rosenborg el que atacó primero forzando Trond Olsen una gran parada de Johan Wiland a los 20 segundos de partido. Pero la respuesta llegó cuando Jesper Grønkjær se deshizo de Mikael Lustig para asistir a Oscar Wendt, cuya asistencia aprovechó Martin Vingaard para enviar el balón al poste.

La intensidad, por no mencionar el ruido, fue aumentando cuando Zdeněk Pospěch obligó a Daniel Örlund a realizar otra intervención de mérito. Pero los visitantes volvieron a dejar claras sus intenciones con un disparo de Rade Prica que desvió Johan Wiland. Vingaard volvió a disparar contra la portería noruega poco después, y la presión aumentaba con cada segundo que pasaba.

Ottesen rompió el cerrojo al cabecear un centro largo de Claudemir, además aún hubo tiempo antes del descanso para que Vingaard se encontrase de nuevo con el poste y de que Pospěch mandase fuera su intento tras una buena contra de Dame N'Doye. El equipo local terminó con nueve disparos a la portería rival en la primera mitad por los ocho de su rival aunque después del descanso los roles cambiaron y el Rosenborg, necesitado de un gol, comenzó a controlar el partido.

El FCK, en especial Grønkjær, buscó el gol y fue el futbolista de 33 años el que sirvió para el brasileño César Santin pero éste no supo sacar provecho de la ocasión a la hora de juego. Todavía quedaban por llegar algunas ocasiones y Örlund fue el encargado de abortar los intentos de Claudemir y de N'Doye unos instantes más tarde.

El FCK era consciente de que si recibía un gol quedaba eliminado por ese motivo la tensión era notable en el campo y en la hinchada local. A pesar de eso el FCK aguantó el marcador y consiguió la clasificación para la fase de grupos por segunda vez en su historia.