Mario Gomez amenaza la corona del Inter

FC Internazionale Milano - FC Bayern München 0-1
En un partido con muchas ocasiones para ambos equipos, el delantero alemán marcó en el 90' un gol que puede valerle al Bayern para acceder a cuartos y para eliminar a su verdugo de la pasada campaña.

Pinche aquíy vea las mejores jugadas de estos octavos de final

Mario Gomez fulminó al vigente campeón con un tanto en los últimos compases
Mario Gomez fulminó al vigente campeón con un tanto en los últimos compases ©Getty Images

El FC Bayern München ha comenzado a rendir cuentas pendientes con el FC Internazionale Milano tras ganar por 0-1 en el partido de ida de los octavos de final de la UEFA Champions League jugado en el Stadio Giuseppe Meazza de Milán.

Debido a la lesión del héroe del Inter en la final de la pasada temporada, Diego Milito, el entrenador que debutaba en el conjunto lombardo en la competición esta temporada tras sustituir en diciembre a Rafa Benítez, Leonardo, tuvo que alinear un once con un solo punta personificado en la figura de Samuel Eto’o. Mientras, el homólogo de Leonardo en el Bayern, Louis van Gaal, apostó por un cuarteto muy ofensivo formado por Arjen Robben, Frank Ribéry, Thomas Müller y Mario Gomez.

Ambos conjuntos comenzaron el partido con mucho ritmo y en el minuto dos el fichaje invernal del Inter, Andrea Ranocchia, pudo hacer el 1-0 al rematar dentro del área un saque de falta botado por Wesley Sneijder. El tiro del ex defensa del Genoa CFC se fue desviado por poco de la portería del joven Thomas Kraft.

Sobrepasado el primer cuarto de hora de juego, el dominio era total por parte del Bayern mientras que el Inter esperaba atrás en su campo buscando un contraataque mortal. En el 20', un disparo desde fuera del área de Luiz Gustavo, contratado por los germanos hace dos meses, estuvo cerca de sorprender a Júlio César después de que el balón rozará en un defensa local. A continuación, el Inter respondió por medio de una jugada de Eto’o, que dentro del área pasó a Esteban Cambiasso. El argentino, sólo ante Kraft, se encontró con el pecho del portero alemán.

En pleno intercambio de golpes, el conjunto de la Bundesliga disfrutó de una oportunidad inmejorable para adelantarse en el marcador. Robben, desde la derecha, se sacó un gran centro que Ribéry remató de cabeza, pero el larguero le jugó una mala pasada al francés en el 24'.

Nueve minutos después y con el partido convertido en un correcalles, Kraft realizó una espectacular parada al sacar una buena mano tras un potente tiro de Eto’o desde dentro del área. Esta acción fue el colofón final para un primer tiempo muy entretenido. Nada cambió con el inicio del segundo acto y Müller gozó rápido de una gran ocasión con un cabezazo que se fue rozando el palo largo de la portería de Júlio César tras recibir un centro de Robben.

En el minuto 53, la madera le volvió a jugar una mala pasada al Bayern. La gran jugada individual de Robben finalizó con un potente tiro del holandés que se estrelló en el palo de la meta italiana. Del posible 0-1, se pudo pasar al primer tanto local cinco minutos después. El rechace de Kraft tras disparo de Eto’o fue enviado a la nubes por Cambiasso cuando el argentino lo tenía todo a favor para marcar.

Sin un dominador claro, las acciones ofensivas se fueron sucediendo de una portería a otra y el gol podía llegar en cualquier momento. A falta de diez minutos para el final, Houssine Kharja volvió a poner aprueba a un estupendo Kraft. Seis minutos después, el vigente campeón de Europa la tuvo de nuevo con el disparo de Eto’o, que tras tocar en un defensa alemán, estuvo cerca de sorprender al meta visitante.

Pero cuando parecía que el partido iba camino de acabar con el marcador inicial, en el 90' llegó el tanto del Bayern. El disparo de Robben no pudo ser atajado por Júlio César, lo cual aprovechó Mario Gomez para recoger el rechace y hacer el 0-1 a placer. Tras este resultado, el Inter está contra las cuerdas ya que deberá remontar la eliminatoria el próximo 15 de marzo en el Fußball Arena München si quiere seguir defendiendo su trono. Por su parte, el Bayern, tras perder la final el pasado curso contra el propio Inter, comienza con buen pie su venganza deportiva.