Un nuevo David Luiz regresa a Lisboa

Tras estar cuatro años en las filas del Benfica, el defensa internacional brasileño vuelve "más responsable y más sabio" a la que su casa para el partido de ida de los cuartos de final.

David Luiz atendió este lunes a los medios de comunicación
David Luiz atendió este lunes a los medios de comunicación ©AFP/Getty Images

David Luiz debería saber mejor que nadie lo que le espera ese martes en el encuentro de cuartos de final de la UEFA Champions League entre el SL Benfica y el Chelsea FC.

David Luiz fue jugador del Benfica durante cuatro años antes de fichar por el equipo de Londres el pasado año, por lo que ahora admite que está contento de "volver al lugar donde fue feliz" cuando el Chelsea juegue en el Estádio do Sport Lisboa e Benfica. Muy sobrio desde su llegada los blues, el central ya ha tenido algunas grandes actuaciones, como la que realizó en el partido de vuelta de los octavos de final ante el SSC Napoli.

"Me fui a otra liga, con otro reto en otro país futbolístico, así que estoy más viejo, soy más responsable y más sabio, pero el carácter y el profesionalismo sigue siendo el mismo. Estoy agradecido por volver a un lugar donde fui feliz, pero el pasado no importa ahora", comentó el internacional brasileño de 24 años en la rueda de prensa de este lunes.

"La presión es enorme para ambos clubes. Sé cómo aquí es el ambiente y la afición, pero tenemos la experiencia para lidiar con ambos. La gente sabe que el amor que tengo por el Benfica. Siempre querré este club pero soy un profesional y haré mi trabajo para ayudar a mi equipo".

Tras la marcha de David Luiz el Benfica quedó muy por detrás del FC Porto en el campeonato liguero 2010/11 y este viernes empató a cero ante el SC Olhanense, lo que le deja en la tercera plaza a sólo dos puntos del liderato. "El entrenador es el mismo, como la filosofía de trabajo, así que pienso que están al mismo nivel ahora", comentó el defensa.

"Será un gran encuentro jugado entre dos grandes equipos. Me juntaré con mis amigos y luego todo cambiará con el arranque, ya que después todo el mundo hará su trabajo. Espero que la afición me dé la bienvenida, pero cuando el partido empiece todo cambiará. Los aficionados apoyarán a su equipo. Ningún jugador es más grande que el Benfica, lo que es normal", sentenció.