UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Múnich anticipa una gran final

El entrenador del Bayern, Heynckes, dijo que ganar la UEFA Champions League en casa "lo coronaría todo" mientras que Di Matteo cree que el Chelsea tiene confianza y cree en la victoria.

Highlights: Chelsea’s 2012 penalty glory
Highlights: Chelsea’s 2012 penalty glory

El FC Bayern München y el Chelsea FC están cerca de hacer historia mientras que Jupp Heynckes describió la final de la UEFA Champions League en Múnich que enfrenta a ambos equipos como una "oportunidad fantástica".

El Bayern persigue su quinto entorchado de la Copa de Europa y ha logrado vencer los siete partidos que ha jugado en la competición en el Fußball Arena München esta temporada, mientras que el Chelsea quiere grabar su nombre en el trofeo por vez primera y lograr su segunda victoria en seis encuentros lejos de Stamford Bridge esta campaña en el torneo. A pesar de todo esto, ambos entrenadores esperan un choque muy igualado.

"Hablaré con el equipo y quizás los lleve por Múnich para que vean como está la ciudad decorada con los colores rojo y blanco. Esto es una fantástica preparación para la final de la Champions League", dijo el técnico del Bayern Heynckes. "Nos vamos a medir a un fantástico equipo que está muy bien organizado y que tiene grandes jugadores. Si usted echa un vistazo a la trayectoria del Chelsea en la Champions League, ve como batió al Nápoles en casa, al Barcelona, que es el mejor equipo del mundo, y al cual eliminó en el Camp Nou a pesar de jugar con un hombre menos durante 60 minutos. Todo esto advierte del rival", añadió.

"Será difícil porque el Bayern es un conjunto muy bueno", destacó el entrenador del Chelsea Roberto Di Matteo. "El Bayern tiene la mejor defensa de la Bundesliga y nuestro plan tiene que ser correcto para poder batirles. Tienen a grandes jugadores y muy fuertes, y el jugar en casa es una leve ventaja para ellos. Pero tenemos nosotros también a estupendos futbolistas y contamos como ellos con una buena oportunidad para ganar", subrayó el italiano.

Sin duda este acontecimiento no necesita ningún tipo de motivación extra, pero ambos conjuntos tienen una mala experiencia en la final de la UEFA Champions League, ya que el Chelsea la perdió en Moscú en 2008 y el Bayern en Madrid dos años después. "Muchos de nuestros jugadores han jugado este partido y saben que se siente al no poder ganar el trofeo", destacó Di Matteo. "Han luchado mucho para volver a esta final y el club entero se merece ganar. El Chelsea siempre lo ha hecho bien en la Champions League, y en una competición de copa siempre se necesita un poco de suerte. Pero tú eres el que marcas tu propio destino", dijo.

Heynckes, de 67 años y que puede convertirse en el cuarto hombre en ganar la Copa de Europa con dos clubes diferentes, es 26 años mayor que su colega en el Chelsea, al cual admira claramente. "No estoy sorprendido por la actuación de Di Matteo. Como jugador era muy inteligente y activo. El Chelsea necesitaba este tipo de persona, alguien capaz de cambiar la organización del equipo y hacerlo más compacto. Parece que lo controla todo y ha podido crear armonía. Ha hecho un trabajo maravilloso", comentó el germano.

Di Matteo ha sumado 13 victorias en 20 partidos desde la destitución de André Villas-Boas a comienzos de marzo, aunque la receta del éxito del técnico italiano resulta engañosamente simple: "La confianza juega un papel importante en la vida de los atletas. Fue importante recordar a estos chicos que eran fantásticos jugadores, que lo han sido durante muchos años y que uno no pierde todo esto en media temporada. No sé qué ocurrirá pero tenemos que creer y tenemos la confianza y los jugadores para ganar".

Campeón de Europa con el Real Madrid CF en 1998, Heynckes ha recurrido a toda su experiencia en los banquillos (comenzó en 1979) para preparar esta intensa final. "He visto muchas cosas. Daremos lo mejor de nosotros para concentrar al equipo. Para mis jugadores y para todo el club es importante irradiar tranquilidad, como lo he hecho toda la temporada. Antes de los partidos ante el Real Madrid, comenté a los jugadores que teníamos que estar tranquilos y pacientes, y que teníamos que aplicarlo ahí. Tenemos que realizar la misma actuación para ganar", reconoció.

Ambos equipos tendrán que lidiar con las sanciones. El Bayern no podrá contar con Holger Badstuber, David Alaba y Luiz Gustavo, mientras John Terry, Branislav Ivanović, Ramires y Raul Meireles son baja en el Chelsea. Además, David Luiz y Gary Cahill no juegan con los ingleses desde el 15 y el 14 de abril respectivamente por sendas lesiones musculares, un problema que también arrastra Florent Malouda. "Cahill y Luiz han entrenado toda la semana, así que tenemos mucha esperanza. Malouda entrenó este viernes", comentó Di Matteo, que ha incluido en la plantilla a Nathaniel Chalobah, de 17 años, y a Todd Kane, de 18, sólo "por si acaso".

El Chelsea perdió por 3-2 ante el Bayern en su único precedente entre ambos en Múnich, en los cuartos de final de la edición 2004/05, aunque su triunfo por 4-2 en la ida le dio el billete de la clasificación. Heynckes tiene la esperanza de que el factor campo sea decisiva esta vez: "Jugar la final en tu propio estadio es una oportunidad fantástica. No comparto la euforia de la ciudad de que somos favoritos. No hay favoritos en una final. El Chelsea tiene jugadores con una gran experiencia, así que sería inteligente ser humildes y modestos. Hemos jugado fantásticos partidos, especialmente en casa. Conocemos cada brizna de hierba del campo y eso podría marcar la diferencia. Un triunfo en nuestro propio estadio sería el no va más. Sería de difícil de superar".

Anexo