UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Solskjær quiere vengar al Manchester

El ahora entrenador del Molde noruego recibe al Basilea en la tercera fase de clasificación para la UEFA Champions League con la esperanza de conseguir el objetivo que no pudieron realizar los diablos rojos: eliminar al conjunto suizo.

Ole Gunnar Solskjær intentará dinamitar el potencial ofensivo del Basilea
Ole Gunnar Solskjær intentará dinamitar el potencial ofensivo del Basilea ©Getty Images

El Molde FK juega ante el FC Basel 1893 su segunda eliminatoria de la temporada europea. El partido de ida se disputa este miércoles y Ole Gunnar Solskjær, técnico del conjunto noruego, tiene que hacer lo que su antiguo entrenador Sir Alex Ferguson no pudo conseguir la pasada temporada: eliminar al equipo suizo de la UEFA Champions League.

Solskjær, que jugó durante muchos años en el Manchester United FC y tuvo a Sir Alex durante 11 años como entrenador en Old Trafford, tiene una amplia experiencia en la máxima competición continental de clubes y consiguió meter el gol de la victoria en la final de 1999 contra el FC Bayern München .

El antiguo internacional por Noruega ahora espera que su experiencia se contagie a sus jugadores, que derrotaron al FK Ventspils por 4-1 en el resultado global de la segunda ronda de clasificación, mientras se preparan para enfrentarse al campeón suizo en la tercera fase. El Basilea consiguió derrotar a los jugadores de Sir Alex por 2-1 en el último partido de su grupo disputado en St. Jakob-Park.

"Nos enfrentamos a unos oponentes formidables, pero los jugadores tienen que creer que es posible eliminarlos", indicó Solskjær, cuyo equipo está jugará el partido de ida en casa.

Después de retirarse en agosto de 2007, Solskjær fue nombrado entrenador del equipo de reservas del Manchester United la siguiente temporada. El ex futbolista utilizará sus contactos en el club para obtener una idea táctica de cómo juega el Basilea. "Voy a hacer un par de llamadas antes (de la eliminatoria)", agregó Solskjær, que también ganó seis títulos de la Premier League y dos FA Cups con los diablos rojos.

"Ha habido algunas cambios en el Basilea desde que se enfrentó al United y por ejemplo su estrella, Xherdan Shaqiri, ha sido vendida al Bayern. Conozco muy bien a sus delanteros, Marco Streller y Alexander Frei, son muy buenos y tienen mucha experiencia. He jugado ante ellos y son un quebradero de cabeza para los defensas", apuntó Solskjær.

Después de su gran 2011, esta temporada está siendo algo decepcionante para el Molde que está a seis puntos del líder, el Strømsgodset IF, tras 17 partidos mientras que hace un año estaba al frente de la Eliteserien.

Pese a ello, que el equipo siga con opciones al título habla muy bien del trabajo que ha llevado a cabo Solskjær. Su trabajo ha despertado, obviamente, el interés en el extranjero cuando se habló de que sucediera a Alex McLeish al frente del Aston Villa FC a principios de verano.

"Mi objetivo es quedarme en el Molde unos cuantos años. Este club está haciendo las cosas bien y me gustaría consolidarlo como uno de los grandes de Noruega", explicó el técnico de 39 años.

Solskjær tendrá que lidiar con algunas lesiones para el partido de ida. Su lateral derecho Joshua Gatt (cuádriceps), el centrocampista Magne Hoseth (abductor) y el delantero Jo Inge Berget (tobillo) están tratando de recuperarse en las últimas semanas. "Espero poder tener a todos los jugadores disponibles para el encuentro ante el Basilea. Debemos estar al 100 por cien", concluyó el técnico del Molde.