UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El Barcelona alcanza un nuevo hito

FC Barcelona - Paris Saint-Germain FC 1-1 (Global: 3-3, el Barcelona se clasifica por el valor doble de los goles en campo contrario)
Los azulgranas sufrieron para certificar su presencia en su sexta semifinal consecutiva.

El Barcelona alcanza un nuevo hito
El Barcelona alcanza un nuevo hito ©UEFA.com

Con mucho sufrimiento, pero objetivo cumplido. El FC Barcelona estará en su sexta semifinal consecutiva en la UEFA Champions League, algo que ningún equipo había logrado, gracias a un tanto de Pedro Rodríguez en el minuto 71. Antes el Paris Saint-Germain FC había dejado contra las cuerdas al Barça con un gol de Javier Pastore, pero el Barça se recompuso en el tramo final para estar un poco más cerca de la ansiada final de Wembley.

Tras los ríos de tinta vertidos en los últimos días el rumor se confirmó y Lionel Messi no llegó a tiempo para el encuentro. El cuerpo técnico azulgrana prefirió no forzar de inicio al argentino, que se había lesionado en el partido de ida, y comenzó en el banquillo. Todo lo contrario sucedió con Adriano y Pedro Rodríguez, que saltaron el once recién estrenada su alta médica. El brasileño, además, fue el elegido para acompañar a Gerard Piqué en el centro de la zaga.

No jugó Messi de inicio y el Barcelona lo notó en el primer tiempo, no tanto en la faceta de elaboración, pero sí en el desequilibrio y en el respeto que desprende su sola presencia. Porque como en la primera media hora de la ida, el PSG pasó por encima del Barcelona. Y es que si algo tiene este equipo es el sello Carlo Ancelotti: orden en defensa y calidad arriba para resolver. Por suerte para los azulgranas, surgió una vez más la figura de Víctor Valdés, salvador del Barcelona en el primer tiempo.

El encuentro comenzó eléctrico. En el primer minuto medio campo cantó gol en un lanzamiento de falta de Xavi Hernández que acarició el exterior de la red. Instantes después fue Ezequiel Lavezzi el que estrenó los guantes de Valdés. A partir de aquí en el Barça comenzaron las pérdidas en la construcción y los desajustes en defensa que permitieron al PSG crear mucho peligro con cada ataque, que no es poco cuando los que acechan tu portería se llaman Zlatan Ibrahimović, Lavezzi o Lucas Moura.

Estos dos últimos fueron los que desaprovecharon las mejores ocasiones, especialmente el argentino, que se encontró con una mano prodigiosa de Valdés en el 24'. Sufrió el Barcelona en este primer tiempo y sus mejores opciones pasaron los pies de Andrés Iniesta, catalizador de todas las acciones de peligro azulgranas. Sólo Pedro, que realizó un gran trabajo en el costado izquierdo, puso en verdadero peligro a la portería de Salvatore Sirigu con una doble ocasión que acabó de nuevo en el exterior de la red.

Cinco minutos tardó el PSG en dar la vuelta a la eliminatoria en el segundo tiempo. El equipo galo cogió desprevenido al Barcelona. Ibrahimović filtró un gran pase a la carrera de Javier Pastore, que se plantó en el área y batió a Valdés para el 0-1. La reacción no se hizo esperar y Messi saltó al campo dispuesto a recuperar la senda perdida. Entremedias el PSG ya había avisado en otro par de ocasiones ante un Barcelona al que le empezaban a entrar los nervios y las prisas.

La entrada del argentino impulsó a los locales y animó a la grada, hasta el punto de que las tablas tardaron nueve minutos en llegar. En el 71' Messi dio un pase al interior del área que rechazó la defensa francesa. El balón cayó a pies de Pedro, que la pegó con el alma al fondo de la red. Las semifinales volvían a estar en el bolsillo azulgrana. El tanto tranquilizó el Barcelona, que volvió a su versión más reconocida. Los azulgranas durmieron el balón y acumularon la posesión en el tramo final para dar un paso más hacia Wembley.