El Madrid roza el milagro

Real Madrid CF - Borussia Dortmund 2-0 (global: 3-4)
El Borussia disputará la segunda final de Champions de su historia pese a perder ante los blancos con dos goles en un vibrante final.

El Madrid roza el milagro
El Madrid roza el milagro ©UEFA.com

El Real Madrid CF rozó el milagro y se quedó a las puerdas de acceder a la final de la UEFA Champions League 2013. El equipo de José Mourinho venció al Borussia Dortmund en el partido de vuelta de las semifinales en el Santiago Bernabéu por 2-0 gracias a dos goles en los últimos minutos de Karim Benzema y Sergio Ramos, y se quedó a un solo gol de la ansiada remontada. Sin embargo, el equipo alemán logró aguantar la presión final del Santiago Bernabéu y disputará la que será su segunda final de la UEFA Champions League. El equipo de José Mourinho cae eliminado, por lo tanto, por tercera vez consecutiva en las semifinales del torneo.

El Madrid comenzó volcado en ataque sobre la portería del Dortmund espoleado por un público totalmente metido en el partido y que confiaba en la remontada y Gonzalo Higuaín estuvo a punto de culminar ese ímpetu inicial con el primer gol en el minuto cuatro. Cristiano Ronaldo dejó al argentino solo frente al portero Roman Weidenfeller, pero en su definición, Higuaín estrelló el balón en las rodillas del portero. Solo cuatro minutos después fue Ronaldo el que probó suerte, pero su disparo se marchó alto.

El equipo de José Mourinho atacaba por todos los lados, y solo un milagro impidió que no llegara por delante al primer cuarto de hora de partido. Después de la primera ocasión de Robert Lewandowski para el Dortmund, Ronaldo se encontró con una impresionante parada de Weidenfeller tras controlar con el pecho un pase lejano y rematar con una gran volea. Instantes después, en un rápido contragolpe, Mesut Özil no supo resolver un uno contra uno con el portero y envió fuera su lanzamiento cuando Ronaldo estaba solo para marcar.

El Dortmund buscaba sentencia la eliminatoria a la contra, pero se encontró con una noticia inesperada cuando uno de sus jugadores más rápidos, el joven Mario Götze, tuvo que retirarse lesionado en el 14’. Mientras tanto, tras un encomiable esfuerzo en ataque durante el primer sector del partido, al Madrid le costaba más llegar al área, con un Dortmund que ralentizaba muy bien el juego a su favor cada vez que tenía ocasión.

El equipo local se atascaba en sus ataques por los costados, donde ahora el Dortmund defendía con más jugadores, y con el paso de los minutos el equipo alemán se fue haciendo con el control del centro del campo al igual que en los tres anteriores duelos ante el Madrid en esta UEFA Champions League, con un İlkay Gündoğan magnífico una vez más.

De nuevo en la reanudación el Madrid salió con mucha intensidad, aunque fue el equipo visitante quien tuvo la primera ocasión para adelantarse con un increíble disparo al larguero de Lewandowski tras recibir un pase en profundidad de Marco Reus. El Madrid sabía que solo si marcaba pronto podía meterse en la eliminatoria, pero las contras del conjunto de Jürgen Klopp eran cada vez más peligrosas.

Mourinho movió el banquillo buscando más presencia en ataque y arriesgó dejando una defensa con tres jugadores tras la entrada de Kaká en lugar de Fábio Coentrão. Ese riesgo permitió una clamorosa ocasión del equipo alemán para sentenciar. Reus llegó hasta el área y cedió un balón a un Gündoğan que llegaba completamente solo. Cuando parecía que llegaba el 0-1, Diego López lo salvó con una extraordinaria parada para mantener la esperanza del Madrid.

Cada ataque del club español se encontraba con una respuesta contundente de una espléndida defensa del Dortmund y la fe de los locales se agotaba con el paso de los minutos. Ronaldo dejó escapar en el 70’ el último tren de la remontada al enviar alto un lanzamiento desde la frontal y desde entonces todo el mundo pareció resignarse ante lo inevitable.

De nuevo Lewandowski, peligroso cada vez que tocaba el balón, tuvo el 0-1 en sus botas cerca del final, pero la defensa local también cumplió con creces en este partido, y una vez más alejó el peligro de su área. Finalmente el gol local llegó, aunque demasiado tarde. Tras una buena jugada de Kaká, Özil asistió desde la derecha, y el incorporado en la segunda parte Karim Benzema remachó a la red.

El público volvió a creer, y los ataques desesperados del Madrid en los últimos minutos dieron sus frutos en el 88'. Entonces tras un largo ataque, Sergio Ramos coló el balón en la portería del Dortmund, permitiendo soñar al Madrid. Pese a la presión del público local, el Borussia Dortmund logró aguantar, y estará en la gran final de Wembley el próximo 25 de mayo ante el que supere la eliminatoria entre FC Barcelona y FC Bayern München.