Triunfo balsámico del Madrid

Real Madrid CF - FC København 4-0
Dos goles de Cristiano Ronaldo de cabeza y otros dos de Ángel Di María decidieron a favor del equipo español un partido sin demasiado brillo.

Triunfo balsámico del Madrid
Triunfo balsámico del Madrid ©UEFA.com

El Real Madrid CF venció por 4-0 al FC København en un partido sin demasiado brillo gracias a la calidad de sus hombres de ataque y lidera con claridad el Grupo B de la UEFA Champions League después de dos jornadas. Cristiano Ronaldo desatascó el juego ofensivo del equipo español con dos goles de cabeza, uno en cada parte, tras dos grandes centros de Marcelo y Di María, y luego fue el propio jugador argentino el que cerró la cuenta con dos grandes acciones personales.

El partido empezó lento y con poco ritmo y hasta el minuto seis no se produjo la primera llegada al área. Marcelo, que volvía al equipo tras superar una lesión, irrumpió por la izquierda y envió un centro al área que Karim Benzema, muy forzado, no logró rematar con claridad de cabeza para batir al portero Johan Wiland.

Al Madrid le costaba encontrar huecos para llegar al área, y cada vez que lo hacía chocaba de frente con una pareja de centrales muy sólida durante la primera fase del choque. No lo conseguía ni por el centro ni por la derecha, y tuvo que ser otra vez Marcelo por la izquierda el que lo lograse. Un nuevo centro perfecto del brasileño lo remató a la red Cristiano Ronaldo en el segundo palo tras una carrera y un salto espectaculares para poner por delante al equipo de Carlo Ancelotti en el minuto 21.

Tras el gol, el juego ofensivo del Madrid se animó por unos minutos, y Ángel Di María estuvo cerca del gol en dos ocasiones, pero el Copenhague también probó fortuna, y tras un tímido disparo de Youssef Toutouh, estuvo a punto de marcharse con empate al descanso gracias a una ocasión de oro. Tras un saque de esquina, Nicolai Jørgensen remató de cabeza el balón se estrelló en el larguero antes de que Luka Modrić despejara bajo palos.

El Madrid comenzó más centrado en la segunda mitad, y especialmente en ataque, y gozó de dos ocasiones en el inicio gracias a sendos disparos de Di María y Dani Carvajal que se marcharon fuera. En el 64 fue Ronaldo con un saque de falta que se fue por encima del larguero el que estuvo cerca del segundo.

Pero no tuvo que esperar demasiado el portugués para hacer el 2-0. En la siguiente acción, después de un gran taconazo de Benzema dentro del área, Di María sirvió un precioso centro de rabona, y Ronaldo remató de nuevo de cabeza a la red para asegurar el triunfo de su equipo.

El gol hizo estirarse más al Copenhague y permitió al Madrid encontrar unos espacios que Di María aprovechó a la perfección. El argentino recibió un balón en el centro del campo y recorrió todo el terreno rival serpenteando hasta encontrarse cerca del área. Justo entonces conectó un gran disparo con la izquierda que batió a Wiland y se coló ajustado al poste para hacer el tercero.

El Copenhague intentó el gol del honor, pero se encontró en la recta final con un Madrid mucho más cómodo y que acabó incrementando su ventaja. Ya en el tiempo añadido, la defensa del Copenhague perdió la posesión cerca del área, el balón le cayó a Di María y este decidió con otro gran disparo con la izquierda. El Copenhague aún tuvo tiempo de forzar tres paradas de Iker Casillas en una larga jugada, y el guardameta se llevó la ovación del público.

El triunfo deja al Real Madrid con seis puntos en la cabeza del Grupo B, con cuatro más que la Juventus, que empató ante el  Galatasaray AŞ en el otro partido de esta jornada. El equipo turco y el Copenhague cierran la tabla con un punto.