El París se queda a las puertas

Paris Saint-Germain - RSC Anderlecht 1-1
El conjunto galo sigue necesitando un punto para clasificarse para los octavos después del empate ante el equipo de John van den Brom.

Los jugadores del Anderlecht celebran su gol
Los jugadores del Anderlecht celebran su gol ©AFP/Getty Images

El Paris Saint-Germain sigue necesitando un punto para clasificarse para los octavos de final a pesar de que Zlatan Ibrahimović logró evitar con su gol la derrota ante el RSC Anderlecht en el Parc des Princes.

El conjunto de Laurent Blanc se impuso por un contundente 0-5 en Bruselas hace dos semanas y muchos predecían un encuentro similar en la capital francesa. A pesar de ellos, y lejos de eso, el París se vio por detrás en el marcador en el 68' y sólo un gol de Ibrahimović, dos minutos después, evitó la derrota. Tras eso, el conjunto de John van den Brom se quedó con diez después de la roja que vio Sacha Kljestan pero aún así logró sumar su primer punto en la sección.

Igualando al Real Madrid CF como equipo más goleador de la fase de grupos en la tercera jornada, el París intentó seguir sumando tantos cuando a los cinco minutos Thiago Motta puso un balón perfecto en el interior del área para Ezequiel Lavezzi, pero el remante de cabeza del argentino se marchó alto por muy poco. Poco tardó el conjunto local en volver a llegar al área del Anderlecht, aunque esta vez Ibrahimović estrelló su remate en el larguero.

El conjunto de Blanc dominaba pero los visitantes recibieron un soplo de aire fresco cuando Aleksandar Mitrović estuvo cerca de abrir el marcador. Poco a poco les mauves empezaron a avanzar metros y de nuevo Mitrović fue protagonista, obligando a Salvatore Sirigu a parar un disparo raso, mientras que Dennis Praet también tuvo su oportunidad cuando su volea no vio puerta.

El juego del París se resintió, la faltaba la fluidez habitual, pero el conjunto de la capital gala empezó la segunda mitad con más fuera, forzando al Anderlecht a despejar varias ocasiones de gol. La fuerte presión parecía no tener recompensa, ya que Ibrahimović remató alto un córner y Lucas, de volea, también mandó el balón fuera.

La resistencia del Anderlecht empezaba a ser de lo más impresionante pero parecía que nadie esperaba que fuera capaz de abrir el marcador. Pero lo hizo gracias a Demy de Zeeuw, que batió al guardamera del Paris después del buen trabajo de su compañero Praet.

El Parc des Princes se quedó mudo, pero la desilusión de la grada local sólo duró dos minutos, que fue el tiempo que Ibrahimović necesitó para firmar el 1-1, cuando batió desde el interior del área a Thomas Kaminski. El gol dio alas al conjunto parisino durante el tramo final del partido, que además vio como Kljestan veía la segunda amarilla por mano. Pese a ello, el Paris no pudo lograr el tanto de la victoria y deberá certificar su pase a la siguiente ronda en su visita al Olympiacos del próximo 27 de noviembre. 

Anexo