UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
A partir del 25 de enero UEFA.com ya no será compatible con Internet Explorer.
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El Atlético no hace concesiones

Club Atlético de Madrid - FC Porto 2-0
El Oporto, que necesitaba ganar para seguir en Champions, falló un penalti y mandó cuatro balones a la madera permitiendo la victoria local.

Atlético - Oporto 2-0 : el partido en fotos ©AFP/Getty Images

La palabra relajación no está en el diccionario del Club Atlético de Madrid. Los rojiblancos se impusieron al FC Porto por 2-0 en la última jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League dejando a los lusos fuera del torneo.

Con tal eficacia hizo sus deberes en las cuatro primeras jornadas del Grupo G el Atlético que el último y esperado partido en el Vicente Calderón ante el Oporto quedó algo descafeinado para los intereses de la afición rojiblanca. Sin embargo los lusos se jugaban su ser o no ser en la competición y las alineaciones de ambos no hicieron sino constatar las necesidades de unos y otros. Diego Simeone, que no pudo contar con Thibaut Courtois por lesión ni con Juanfran Torres por sanción, introdujo en su alineación a gente como Daniel Aranzubia, Javier Manquillo, Emiliano Insua u Óliver Torres.

Por su parte, Paulo Fonseca pudo contar finalmente con Lucho González (que arrastraba molestias desde el partido del fin de semana ante el SC Braga) para ejercer de comandante en jefe de un Oporto que arrancaba el partido sin depender de sí mismo.

Pero el arranque del choque no reflejó la ambición de los portugueses, ya que el Atlético salió más entonado y con un Adrián López que cada vez se acerca más a su mejor versión. Sin embargo el Oporto no necesitó ni trenzar una jugada para crear su primera gran ocasión en un balón largo de Danilo que Jackson Martínez contactó en el interior del área para enviar contra el larguero. El susto replegó al Atlético y animó a los visitantes, que empezaron a dominar la posesión.

Sin embargo la posesión no lo es todo, sobre todo cuando tienes jugadores con la pegada de Raúl García. El navarro convierte en oro todo lo que toca y en el minuto 14 fabricó un golazo con un reverso y un golpeo descomunal desde el costado izquierdo del área ante el que nada pudo hacer Helton. Problema añadido para un Oporto con problemas cada vez más acuciantes.

Y es que la suerte no acompañaba al equipo de Fonseca, que en el minuto 20 volvió a rematar al larguero con un cabezazo de Silvestre Varela. Ni siquiera desde el punto de penalti pudo empatar el Oporto. Aranzubia derribó a Jackson en el área al borde de la media hora pero el riojano logró detener el lanzamiento de Josué con una gran estirada. Parecía infranqueable el marco local, ya que el poste volvió a repeler otro remate del ariete colombiano del Oporto superada la media hora. Y cuando se perdona…

En el minuto 37 Diego Costa acudió a su cita con el gol aprovechando un pase en profundidad perfecto de Óliver que le permitió encarar y superar a Helton para luego definir a placer y sumar su cuarto gol en tres partidos de la fase de grupos.

El segundo acto comenzó con cambios. Diego Costa se quedo en el banco dejando su puesto a David Villa y Licá entró en el Oporto en lugar de Josué. En cuanto al juego poca variación. Quiero y no puedo de los lusos y un Atlético muy cómodo sobre el campo se limitaba a esperar su ocasión para dar su zarpazo definitivo al partido.

Tras los primeros minutos de la reanudación el Oporto comenzó a acumular gente en la frontal y a colgar balones largos. Jugadas en las que los centrales rojiblancos Miranda y Toby Alderweireld tenían todas las de ganar. Pero el Oporto seguía insistiendo y acabó mandando su cuarto remate al poste en un disparo de Licá en el minuto 68.

En el último cuarto de hora el conjunto del norte de Portugal se dio cuenta de que el objetivo se tornaba inalcanzable. Necesitaba tres goles para lograr la clasificación y poco a poco fue bajando los brazos. Al final 2-0 para un Atlético que cierra una fase de grupos sobresaliente.