UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

La ambición de Ronaldo no descansa

Real Madrid CF - FC Schalke 04 3-1 (Global 9-2)
El equipo español estará en cuartos de final por cuarta campaña seguida tras su triunfo sobre el Schalke con dos goles del luso y otro de Morata.

La ambición de Ronaldo no descansa
La ambición de Ronaldo no descansa ©UEFA.com

El Real Madrid CF confirmó su pase a los cuartos de final de la UEFA Champions League un año más gracias al triunfo por 3-1 sobre el FC Schalke 04 en un encuentro donde el portugués Cristiano Ronaldo anotó dos goles y volvió a demostrar su ambición sin límites. Después del primer tanto del delantero, Tim Hoogland empató para el Schalke, pero un nuevo gol de Ronaldo en la segunda parte y otro de Álvaro Morata a continuación completaron un claro triunfo global por 9-2 para el equipo español.

El equipo de Carlo Ancelotti salió al campo con una línea de ataque formada por Ronaldo y los canteranos Jesé Rodríguez y Álvaro Morata, pero al poco de comenzar Jesé se lesionó tras una entrada de Sead Kolasinac y tuvo que ser sustituido por Gareth Bale. Este contratiempo y el empuje inicial del Schalke hicieron que al Madrid le costara entrar en el partido.

El Madrid intentaba penetrar sin demasiado éxito por las dos bandas, sin embargo en su primer disparo a portería demostró que es letal de cara al gol. Sergio Ramos inició una buena jugada con un pase en profundidad a Morata, este cedió el balón a Bale en la derecha, y el pase raso del galés lo remachó a la red Cristiano Ronaldo para marcar su 12º gol en la presente edición de la UEFA Champions League.

El gol dio serenidad al juego del Real Madrid, y el segundo pudo llegar pocos minutos después. Gareth Bale recibió un balón en el centro del campo e inició una galopada hasta el área, donde cedió el balón al centro a un Morata que no acertó a batir a Ralf Fährmann cuando estaba solo frente al portero.

El Schalke estaba dispuesto de dejar una buena impresión en Madrid tras el 1-6 de la ida y tampoco renunció al ataque. En uno de sus primeros acercamientos, el lateral Hoogland se encaminó hacia la portería rival y envió un disparo lejano que desvió Sergio Ramos y se coló en la portería de un Iker Casillas que no tuvo tiempo de reaccionar. Quien sí reaccionó con rapidez fue el Madrid tras ese gol. Un disparo de Isco desde la frontal del área y un toque con el exterior de Morata tras una jugada mágica del jugador malagueño estuvieron a punto de devolver la ventaja al equipo local, pero ambos remates se encontraron con buenas paradas de Fährmann.

La primera parte, sin embargo, terminó con el Schalke en busca del 1-2, que pudo llegar en dos disparos del exjugador del Real Madrid Klaas-Jan Huntelaar que se perdieron rozando los palos de Casillas. Pese a su buen hacer, el holandés fue uno de los dos jugadores que se quedaron en el vestuario tras el descanso. El otro fue el jugador del Madrid Xabi Alonso, que fue sustituido por Casemiro con la vista puesta en el importante partido del domingo en la Liga ante el FC Barcelona.

En la segunda mitad el control por parte del Madrid fue casi total. Un Ronaldo muy ambicioso guiaba a su equipo en busca de un segundo gol, y el portugués estuvo a punto de conseguirlo con un remate de cabeza que se encontró con una increíble parada del meta del Schalke, que también detuvo después un disparo raso de Isco tras una gran acción del mediapunta.

Sin la referencia en ataque de Huntelaar, el Schalke perdió peso ofensivo, y el Madrid acechaba cada vez más la meta rival. Un rapidísimo Bale robó un balón en el centro del campo e inició una jugada en la que Ronaldo se plantó solo frente a Fährmann y batió al portero con un tiro raso ajustado al palo que suponía su 13º gol en el torneo esta temporada. Aún no se habían recuperado los jugadores del Schalke cuando solo un minuto después, Ronaldo se encaminó de nuevo a la portería rival. Su disparo lo rechazó el larguero pero le cayó a Bale, que completó su participación en los tres goles cediendo el balón a Morata para que éste marcara casi a portería vacía el tanto definitivo.

Con esta victoria el Madrid avanza a cuartos de final por cuarto año consecutivo con un inapelable triunfo global por 9-2. Además, el equipo de Ancelotti mantiene una racha inmaculada en esta UEFA Champions League con siete triunfos y un empate en ocho partidos, y encadena ya 33 consecutivos marcando en el torneo.