UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El Madrid aguanta la tormenta en Alemania

Borussia Dortmund 2-0 Real Madrid CF (Global: 2-3)
El club español rozó de nuevo la eliminación ante el Dortmund tras los dos goles de Marco Reus, pero finalmente estará un año más en semifinales.

Dortmund - Real Madrid 2-0: el partido en fotos ©Getty Images

El Real Madrid CF rozó la tragedia una vez más en Alemania, donde cayó por 2-0 ante un impresionante Borussia Dortmund que tuvo ocasiones para dar la vuelta a la eliminatoria. El equipo de Carlo Ancelotti, que echó en falta la ausencia de Cristiano Ronaldo, estuvo a punto de sentenciar la eliminatoria con un penalti fallado por Ángel Di María en los primeros minutos, pero acabó sufriendo lo indecible para alcanzar las semifinales por cuarta temporada consecutiva.

El Dortmund necesitaba un gol temprano para meterse cuanto antes en la eliminatoria y presionó muy arriba desde el inicio la salida de balón del conjunto de Carlo Ancelotti. El empuje inicial era del equipo local, pero fue el conjunto visitante el que tuvo una ocasión inmejorable para marcar primero y dejar sentenciada la eliminatoria.

Cuando se cumplía el cuarto de hora de partido, Karim Benzema envió un balón hacia Fábio Coentrão en la izquierda, y un centro al área del portugués lo cortó con el brazo Łukasz Piszczek. El árbitro señaló penalti, y en el lanzamiento resultante, Di María resbaló a la hora de rematar y el balón lo atrapó Roman Weidenfeller.

Este fallo dio alas al Dortmund, que se lanzó al ataque en busca del gol. Primero Henrikh Mkhitaryan tuvo una ocasión de oro para marcar, pero de forma incomprensible envió fuera su disparo. Sin embargo, el tanto local no tardaría en llegar. Tras un pase larguísimo de Mats Hummels desde casi su área, un error de Pepe al tocar el balón hacia atrás de cabeza permitió a Marco Reus encarar solo a Iker Casillas. El internacional alemán regateó al portero y marcó para dar esperanzas a su equipo.

El asedio sobre la portería de Casillas se incrementó desde entonces. El Madrid se sentía desorientado, y era incapaz de hacer frente a la enorme presión en ataque del equipo alemán y las ocasiones locales siguieron llegando. Un remate de cabeza de Hummels que detuvo Casillas fue el siguiente aviso, y en el 37’, un nuevo fallo del Madrid hizo posible el segundo gol del Dortmund. Illarramendi perdió un balón en el círculo central, y Robert Lewandowski se encaminó hacia el área. Su disparo en primera instancia lo desvió Casillas y se estrelló en el palo, pero Reus aprovechó el rebote para hacer el 2-0 con un potente disparo.

El Madrid era incapaz de reaccionar, pero al menos evitó encajar más goles antes del descanso. Isco sustituyó a Illarramendi al inicio de la segunda mitad, y el equipo español tuvo una ligera mejoría tras la reanudación. Los de Ancelotti no sufrían tanto en defensa y llegaban con cierto peligro al área rival, y tras una gran acción de Gareth Bale por la derecha, Benzema no llegó a rematar el balón a gol. Poco después, una intervención salvadora de Hummels evitó el peligro cuando Benzema se encaminaba hacia la meta de Weidenfeller.

Pese a la esperanza que dieron estas ocasiones, el Dortmund pudo igualar la eliminatoria en dos ocasiones casi seguidas del armenio Mkhitaryan. En la primera, el mediapunta rodeó a Casillas y su disparo cuando ya estaba demasiado escorado se estrelló en el poste, y solo unos minutos después el portero español salvó su remate con una excelente parada. El empuje del Dortmund volvió a crecer al mismo tiempo que decrecía el del Madrid, y el equipo español necesitó una nueva intervención salvadora de su portero a tiro de Kevin Grosskreutz para evitar que el conjunto local igualara la eliminatoria.

El partido fue entrando en la misma dinámica que al final de la primera mitad, con un Dortmund volcado en ataque y un Madrid sin respuesta, ni siquiera con su arma más infalible, el contragolpe. En los últimos minutos, la gran labor en la posesión de los recién incorporados Isco y Casemiro dio algo de tranquilidad al Madrid, que incluso pudo sentenciar con un disparo del malagueño cuando se cumplía el tiempo reglamentario, pero el marcador ya no se movió y el equipo blanco estará en semifinales de la UEFA Champions League por cuarta campaña consecutiva.