Tributo de las estrellas a la tregua

Rooney, Lahm, Lloris, Schweinsteiger y Bale han contribuido a contar la extraordinaria historia de la tregua de Navidad de 1914 en un evotivo cortometraje de la UEFA.

Homenaje al centenario de la Tregua de la I Guerra Mundial
Homenaje al centenario de la Tregua de la I Guerra Mundial

Wayne Rooney, Philipp Lahm, Hugo Lloris, Bastian Schweinsteiger y Gareth Bale contaron la historia de la tregua de Navidad de 2014 con las palabras de los hombres que estuvieron en el frente en un emotivo cortometraje de la UEFA.

La película de cuatro minutos, con guión de Michael Morpurgo, autor de ‘Caballo de Batalla’, rememora los extraordinarios eventos acaecidos en Flandes hace 100 años, cuando en una fría noche de diciembre los soldados de ambos bandos del frente bajaron sus armas y comenzaron a cantar villancicos y, curiosamente, a jugar un partido de fútbol juntos. Las palabras de las cartas de los soldados sobre aquel extraordinario momento de fraternidad han sido leídas por estrellas de la actualidad como Rooney, Lahm, Lloris, Schweinsteiger y Bale, con contribuciones de Sir Bobby Charlton, del seleccionador de Francia Didier Deschamps, del antiguo internacional alemán Paul Breitner y del Presidente de la UEFA Michel Platini.

El legendario jugador del Manchester United FC Sir Bobby Charlton dijo: "Estoy absolutamente encantado de haber tenido la oportunidad de participar en esta película. Es una sensación magnífica imaginar que, en algo completamente devastador como es una guerra, el fútbol unió a todo el mundo". El Presidente de Francia François Hollande añadió: "Este deporte universal dio de forma breve a esos soldados la oportunidad de dejar a un lado sus armas y sus uniformes. Ya no eran franceses, ingleses, alemanes o belgas esa mañana de Navidad de 1914; eran simplemente hombres. Esta historia es el mayor tributo que se haya podido hacer jamás al deporte y al fútbol".

"Creo que es muy significativo que la UEFA haya hecho esto, y que los políticos y los futbolistas de diferentes países hayan unido sus fuerzas, dándose cuenta y entendiendo el significado de esta particular historia para nosotros hoy. Es porque todos reconocemos que fue un momento de verdadera esperanza para los hombres que tomaron parte en ello. Entonces fue una esperanza en vano, pero después de todos estos años que han pasado, mirando hacia atrás, ha sido una esperanza que ha cobrado sentido. Por desgracia ellos no estaban vivos para verlo, pero a mí me parece que, en todos los países, cuando vas a la guerra no luchas para que haya otra guerra después. Si había un pensamiento en la mente de estos soldados, debió haber sido: estoy haciendo esto porque quiero que mi bando gane, pero lo que verdaderamente quiero es que mis hijos y los hijos de mis hijos vivan en paz", dijo Morpurgo.