Fichaje récord para el Oporto

Giannelli Imbula ha fichado por el conjunto de Lopetegui procedente del Marsella por 20 millones de euros. Analizamos en este artículo a este joven centrocampista de 22 años.

Giannelli Imbula celebra uno de sus cuatro goles en liga con el Marsella
Giannelli Imbula celebra uno de sus cuatro goles en liga con el Marsella ©AFP/Getty Images

Giannelli Imbula, de 22 años, ha fichado por el FC Porto procedente del Olympique de Marseille por 20 millones de euros, pero ¿qué tiene de especial este jugador que espera dominar el centro del campo en la próxima UEFA Champions League?

Con una cláusula de rescisión de 50 millones de euros en su nuevo contrato de cinco años, el Oporto cree que el francés está destinado a hacer cosas grandes. Este hecho está subrayado por la cifra récord que los portugueses han pagado. El acuerdo ha superado a los 19 millones de euros pagados al Tokyo Verdy en 2008 para traer a Hulk al Estádio do Dragão.

De padres congoleños y nacido en Bélgica, Imbula se hizo un nombre en Francia, jugando en la selección francesa sub-20 y sub-21. Después de pasar por las categorías inferiores de varios clubs, el EA Guingamp tuvo la valentía suficiente en 2009 para hacerle debutar en la Ligue 2 con 17 años. Y los bretones tuvieron su recompensa. A pesar de su corta edad acabó siendo un hombre clave, liderando a su equipo en la segunda división durante tres temporadas, y ayudando al club a lograr el ascenso en la campaña 2012/13.

Imbula en acción con el Marsella
Imbula en acción con el Marsella©AFP/Getty Images

Sus actuaciones inevitablemente llamaron la atención de los grandes clubes de Francia, y el Marsella golpeó su puerta en el verano de 2013. Imbula se integró rápidamente en el equipo y jugó 29 partidos de la liga en su primera temporada en la costa del sur de Francia. Se perdió sólo un partido la última temporada, cuando ayudó a su club a quedar cuarto en la tabla después de un brillante comienzo. Etiquetado como un centrocampista defensivo, dicha descripción no le hace justicia como jugador.

Posee todos los atributos que requiere un hombre de tareas defensivas (ritmo, fuerza, velocidad…), pero también jugar el balón desde atrás, dar velocidad al inicio de los contragolpes o conducir el balón por el centro del terreno de juego frente a la defensa rival. Con un manejo de pies mejor del esperado para un hombre que se dedica a destruir juego, a Imbula también le gusta mantener el balón y se sentirse cómodo en un equipo que acostumbra a mantener la posesión.

"Estoy muy feliz por fichar por el Oporto. El proyecto deportivo me seduce. Es un club que ha ganado muchos trofeos europeos en su historia, tiene un buen equipo y jugadores y espero poder aportar", dijo.

La firma es una declaración de intenciones del club después de que en la pasada campaña no consiguiera alzar ningún trofeo. Con huecos por rellenar en el centro del campo después de que finalizaran las cesiones de Óliver Torres (Club Atlético de Madrid) y Casemiro (Real Madrid CF), el Oporto ha traído un sustituto que tiene todos los atributos para ayudarle a recuperar el dominio en Portugal y para su nuevo reto en Europa.