UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Los estilos de la final

Zidane y Simeone pelearán por el título más importante de clubes el próximo 28 de mayo en Milán. Ambos, a través de sus ideas, han logrado hacer del grupo su mayor fortaleza en la búsqueda del éxito.

Zinédine Zidane y Diego Simeone, ¿quién ganará en Milán?
Zinédine Zidane y Diego Simeone, ¿quién ganará en Milán? ©AFP/Getty Images

El Real Madrid y el Atlético de Madrid jugarán la final de la UEFA Champions League por segunda vez en tres años. El Stadio San Siro será el escenario de una nueva final entre los dos equipos más importantes de la capital de España y el devenir del encuentro dependerá mucho de lo que suceda en ambos banquillos. UEFA.com hace un análisis de los estilos de Zinédine Zidane y Diego Simeone, los dos protagonistas desde el área técnica.

Zidane llegó al Real Madrid como primer entrenador (ya había sido segundo técnico de Carlo Ancelotti el año de 'La Décima') a mitad de temporada para vivir su primera experiencia en un banquillo profesional. El galo, desde un primer momento, supo cómo ganarse al vestuario madridista con su aplomo, su tranquilidad y su confianza.

Zidane fue segundo entrenador de Carlo Ancelotti
Zidane fue segundo entrenador de Carlo Ancelotti©AFP/Getty Images

Su personalidad ha sido clave para definirse como entrenador. Con un gusto por el fútbol bonito y con la posesión del balón, 'Zizou' ha sabido transmitir sus ideales con un mensaje claro y con el único objetivo de ganar. En los momentos más complicados, como ante el Wolfsburgo en el partido de vuelta de cuartos, el francés dijo: "Para jugar este partido hay que tener mucha cabeza, no vamos a ganarlo en diez o quince minutos". Esa sabiduría y tranquilidad, llevaron a los blancos a la remontada.

En la banda Zidane también apuesta a la tranquilidad. Su gesto serio cambia para celebrar un gol o para dar indicaciones, pero intenta mostrar confianza a la labor del futbolista dentro del césped. Como muchos técnicos se apoya en su segundo entrenador de forma puntual y no suele precipitarse con los cambios. No es un entrenador que realice sustituciones a las primeras de cambio y cuando los hace no es para modificar el esquema, sino para dar un aire nuevo al equipo. No cree en los experimentos y no tiene miedo de apostar por la sangre joven.

De su confianza han llegado las explosiones de Lucas Vázquez o Casemiro, dos asiduos en las alineaciones del Real Madrid desde su llegada. Además, ha hecho debutar a Borja Mayoral con el primer equipo y ha dado más regularidad a Jesé para dar un descanso a Karim Benzema. Delantero por delantero, mediocentro por mediocentro o lateral derecho por lateral derecho, así funciona el Zidane más clásico. 

El triunfo del Real Madrid en 2014
El triunfo del Real Madrid en 2014

Por su parte, Simeone imprime la misma intensidad de su etapa de jugador a su labor en los banquillos. La picaresca sudamericana está a la orden del día en el argentino y su éxito se basa en el ya conocido 'partido a partido'. Puede tener la final de la Champions League en el horizonte, pero si antes tiene un enfrentamiento en donde no se juega nada, Simeone preparará el que toca. Podría decirse que se acerca al éxito paso a paso, con pisada firme para no especular.

Simeone y el 'Mono' Burgos, dos artífices del Atlético
Simeone y el 'Mono' Burgos, dos artífices del Atlético©Getty Images

Sus equipos tienen la intensidad como seña y siempre se las ingenia para inculcar esa filosofía a toda su plantilla sin importar si ha cambiado a diez o doce jugadores respecto a la temporada anterior. Su dupla con Germán Burgos en el banquillo es la gran baza de su éxito como entrenador, ya que la confianza en las decisiones de su segundo es totalmente ciega.

De hecho, el propio Zidane elogió la labor del técnico argentino al frente del Atlético y destacó especialmente una característica en particular. "Tiene todo lo que un entrenador necesita, pero lo que más valoro es lo bien que conoce a sus jugadores", dijo el madridista sobre su homólogo rojiblanco. Simeone sabe cómo exprimir lo mejor de cada uno de sus futbolistas sin importar si te llamas Fernando Torres o Lucas Hernández. Suyas son creaciones como José María Giménez o Saúl Ñíguez, dos jóvenes sobradamente experimentados y protagonistas.

El título europeo está en vilo y con la victoria ambos entrenadores lograrían un hito en la competición continental. Zidane entraría en el selecto grupo de ganar la Champions League en su primera temporada en el banquillo, mientras que Simeone se convertiría en el tercer técnico no europeo en levantar el máximo título de clubes en Europa. ¿Quién alcanzará la gloria en Milán?