UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
A partir del 25 de enero UEFA.com ya no será compatible con Internet Explorer.
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Perfil: Udo Lattek

Dejando atrás el estilo tradicional de entrenar en Alemania, el germano transformó el juego del Bayern e hizo un triplete de títulos UEFA en su extensa carrera como técnico.

Udo Lattek ganó las tres grandes competiciones de clubes de la UEFA
Udo Lattek ganó las tres grandes competiciones de clubes de la UEFA ©Getty Images

Sus logros
• Ganó ocho títulos de la Bundesliga, récord en Alemania como entrenador, seis con el Bayern de Múnich (además de tres Copas de Alemania) y dos con el Borussia Mönchengladbach.

• Se convirtió en el primer entrenador en liderar a un equipo alemán a conquistar la Copa de Europa, el Bayern de la 1973/74.

• Completó su trébol europeo alzando la Copa de la UEFA 1978/79 con el Mönchengladbach y la Recopa de la UEFA 1981/82 con el Barcelona.

Testimonios de expertos
"Udo podría ser duro como el acero, pero la mayor parte del tiempo era más como una palmero. Una vez incluso tenía una bebida con nosotros los jugadores. Era como el jugador número 12".
Sepp Maier, antiguo portero del Bayern

"Él canaliza todo hacia sí mismo y deja en paz a los jugadores".
Paul Breitner, antiguo jugador del Bayern

"Su nombre está muy vinculado con el crecimiento del Bayern en los exitosos 70".
Karl-Heinz Rummenigge, antiguo jugador del Bayern y actual presidente del club

"Fue uno de entrenadores más modernos en Europa y el fútbol sólo lo conforman unos pocos desde entonces. Sólo puedes ceder a su éxito".
Joachim Löw, seleccionador de Alemania

"Udo Lattek un entrenador de fútbol excepcional de fútbol y una gran persona. Dejó una gran huella como entrenador del Barcelona".
Josep Guardiola, antiguo jugador y entrenador del Barcelona y actual técnico del City

Lattek, tras ganar la Recopa de la UEFA de 1982
Lattek, tras ganar la Recopa de la UEFA de 1982©Getty Images

Su trayectoria
Hijo de un granjero y jugador vulgar, Lattek se convirtió en un entrenador de éxito famosos por decir que le debía al fútbol todo en su vida. Ayudante del seleccionador de la República Federal de Alemania Helmut Schön en la Copa Mundial de la FIFA 1966, se creó una reputación cuando tomó el mando del Bayern en 1970, dirigiendo luego al Mönchengladbach y al Barcelona pese a no llevarse demasiado bien con Diego Maradona. Perdió la final de la Copa de Europa de 1987 en su segunda etapa en el Bayern y volvió a entrenar en 2000 durante cinco partidos para salvar al Borussia Dortmund del descenso.

El método
Formado como maestro, Lattek tenía un don para las relaciones personales más allá de ser muy extrovertido. Su estilo abierto era un fuerte contraste con el enfoque más autoritario que solía dominar en el fútbol alemán. Aunque nunca fue un innovador en lo referente a lo táctico, siempre logró sacar lo mejor de sus jugadores. Sus equipos en el Bayern eran muy ofensivos, pero su éxito en el Mönchengladbach se basó en la solidez defensiva. Su papel a la hora de sacar a jóvenes como Franz Beckenbauer, Paul Breitner y Gerd Müller ayudó a convertir al Bayern en el club más importante de Alemania.

Lothar Matthäusfue un descubrimiento de Lattek
Lothar Matthäusfue un descubrimiento de Lattek©Getty Images

Sus mejores frases
"Cuando veo a todos los jugadores riéndose en una foto durante un entrenamiento, sospecho. Nunca he visto a un jugador que corra hasta vomitar y sigua riéndose".

"Tienes que disfrutar al trabajar con gente".

"Lo que los jugadores dicen en las sesiones tácticas y lo que los jugadores hacen sobre el campo en ocasiones difiere bastante".

"He tenido que hacer daño a mucha gente y a veces no tenía derecho a hacerlo, pero aún así puedo mirar a todo el mundo con el que he trabajado a los ojos. Todavía puedo repartir, pero también tengo que estar preparado con lo que llegue en contrapartida".

"Un entrenador siempre tiene que tener la última palabra. Nunca he dejado que otros lo hagan. He echado a todos los que lo han intentado de mi vestuario".

"Si le hubiera pedido a Paul Breitner que atravesara un muro me hubiera contestado: '¿Por qué si puedo rodearlo?' Nunca me gustaron los hombres que dicen sí a todo".

Lattek celebra el título en 1986/87
Lattek celebra el título en 1986/87©Getty Images