Echa un vistazo a cinco pasos de los que informa la Organización Mundial de la Salud y la FIFA para ayudar a detener la propagación del COVID-19.

1. Lavarte las manos 2. Toser con el codo flexionado 3. No tocarte la cara 4. Mantener una distancia física
5. Quedarte en casa si no te encuentras bien
Más información >

 

Ronaldo disipa las dudas

Galatasaray AŞ- Real Madrid CF 3-2 (global 3-5)
Un gol de Ronaldo dio tranquilidad al Madrid, pero la magnífica segunda mitad del Galatasaray le permitió soñar con la remontada.

Ronaldo disipa las dudas
Ronaldo disipa las dudas ©UEFA.com

El Real Madrid CF logró el pase a las semifinales de la UEFA Champions League por tercer año consecutivo pese a su derrota por 3-2 frente al Galatasaray AŞ en Turquía. Un gol en los primeros compases del partido de Cristiano Ronaldo dio tranquilidad al Madrid, pero el exceso de relajación en una mala segunda mitad de los de José Mourinho permitió al conjunto turco soñar con la clasificación hasta que de nuevo Ronaldo cerró la eliminatoria con un nuevo gol en el tiempo añadido.

El Madrid salió desde el inicio presionando muy arriba, dejando clara a su rival su intención de ir a por la victoria también en Estambul, y la primera ocasión no tardó en llegar. Ángel Di María tuvo la primera ocasión tras una rapidísima contra culminada con un lanzamiento suyo desde fuera del área, pero el Madrid no tuvo que esperar demasiado para adelantarse en el marcador.

Una genial triangulación en el área entre Mesut Özil, Sami Khedira y Cristiano Ronaldo creó el gol que prácticamente sentenciaba la eliminatoria. Özil envió un pase en profundidad hacia su compatriota, que desde casi la línea de fondo envió un centro que Ronaldo convirtió en el 0-1 con un remate con la pierna derecha. Este gol era el décimo del jugador portugués en otros tantos partidos en la presente edición de la UEFA Champions League y obligaba al Galatasaray a marcar cinco para superar la eliminatoria.

El gol aumentó la frustración del equipo turco, que se encontró con una defensa muy seria en cada incorporación al ataque. El Madrid, en cambio, creaba peligro en cada acción ofensiva, y Di María tuvo el 0-2 con un remate con el exterior del pie tras un espectacular pase de Ronaldo, pero se encontró con una increíble parada de Fernando Muslera. Poco después, Michael Essien tuvo que marcharse lesionado y fue sustituido por Álvaro Arbeloa, pero pese al contratiempo, el equipo de José Mourinho apenas sufrió en toda la primera mitad, y un remate desde fuera del área de Wesley Sneijder que atrapó sin problemas Diego López fue la ocasión más clara de los locales antes del descanso.

El Galatasaray comenzó la segunda mitad con más intensidad, presionando más arriba al equipo de José Mourinho, que a pesar de eso se sentía cómodo jugando a la contra. Un nuevo contragolpe llevado por Di María dejó un balón franco a Ronaldo para que el portugués solo tuviera que empujarlo a gol. Sin embargo, el luso se tropezó a la hora de rematar y su disparo se marchó rozando el poste.

Ese fallo pareció alentar al equipo de Fatih Terim, que en la siguiente jugada empató el partido. Sneijder dejó un balón atrás en un ataque, y Emmanuel Eboué llegando en carrera conectó un impresionante remate desde el borde del área que se coló en la portería de Diego López por la escuadra. La cosa pudo ser peor para el Madrid, ya que solo dos minutos después, un fallo de Fábio Coentrão dejó un balón franco a Sneijder dentro del área, pero el disparo del holandés con todo a favor se marchó fuera.

El Galatasaray aprovechó la relajación del equipo español, y disfrutaba de sus mejores momentos en la eliminatoria. Sneijder pudo redimirse de su fallo anterior y no falló en su siguiente ocasión. El exjugador del Madrid se plantó solo frente a Diego López con un gran autopase, y no falló en su definición para dar la ventaja a su equipo en el marcador. La oleada ofensiva del equipo turco no se detuvo ahí, y solo un minuto después Drogba con un remate de tacón tras un centro de Nordin Amrabat logró el 3-1 que permitía soñar a su equipo.

El conjunto de Fatih Terim necesitaba ahora dos goles para culminar su soñada remontada, y el técnico decidió incorporar al sueco Johan Elmander en busca de una mayor presencia ofensiva.  En los últimos minutos, el Madrid volvió a hacerse con el control del balón y logró frenar el impulso de su rival, que también acusó el cansancio. Ya en la recta final, Arbeloa fue expulsado por dos tarjetas amarillas casi de forma consecutiva que le impedirán estar en la ida de semifinales, y cuando el Galatasaray ya se había rendido, un nuevo gol de Ronaldo tras un pase desde la derecha estableció el 3-2 definitivo y dejó al portugués como máximo goleador del torneo con once tantos en diez partidos. El Real Madrid disputará las semifinales de la Copa de Europa por 24ª vez en su historia.

Arriba