Mourinho, aliviado con el pase del Madrid

Tras una noche complicada en Estambul el técnico del Real Madrid alabó al Galatasaray y destacó que estar en semifinales era lo importante, mientras que el entrenador local Fatih Terim se mostró orgulloso de sus jugadores.

Mourinho, aliviado con el pase del Madrid
Mourinho, aliviado con el pase del Madrid ©UEFA.com

Fatih Terim, entrenador del Galatasaray
Nuestros aficionados estuvieron magníficos. Hubo un ambiente fantástico aquí en el estadio. Cuando ellos disfrutan del partido, nosotros también lo hacemos. Gracias de nuevo al Real Madrid y a José Mourinho, el entrenador de uno de los mejores equipos del mundo. Vino a nuestro vestuario a felicitarnos. Quizá podíamos haber dejado al Real Madrid fuera de la competición pero merecemos el respeto de todo el mundo. Espero que ganen la Champions League, para que podamos decir que perdimos ante el campeón.

Soy un entrenador que intenta usar el tiempo de descanso para cambiar las cosas. En este corto periodo, decidimos hacer un cambio. Introduje a Nordim Amrabat e hice un cambio táctico. Reducimos el espacio entre ataque y defensa. Nuestra charla al descanso fue del deseo de no perder el partido y de lograr la victoria. Después del tercer gol comenzamos a soñar con las semifinales. Si la última ocasión de Didier Drogba hubiera sido gol, todo habría cambiado.

No hay nada que los jugadores turcos no puedan lograr si se les da la educación correcta. No deberíamos encajar goles con facilidad y desperdiciar ocasiones. Necesitamos mejorar cada minuto. Tenemos que mantener la cabeza alta y seguir nuestro camino.

José Mourinho, entrenador del Real Madrid
No tuve tiempo para estar nervioso. El Galatasaray no jugó con once hombres hoy. Jugó con 50.000. Es el tipo de partidos en el que tienes todo que perder y nada que ganar. Debemos asegurarnos de estar activos durante 90 minutos. Me siento bien. Hice mi trabajo esta noche. Estoy motivado al igual que todo el equipo. Veremos qué nos toca en el sorteo.

Ahora tenemos una semifinal que jugar ante un gran equipo. Todavía no sabemos quién será nuestro rival, pero sin duda será un gran adversario. Será difícil, pero ahora es tiempo para disfrutar y no de estar nervioso o temer a nadie.

Lo más importante es estar en semifinales. No me gusta perder nunca. En algunos momentos la eliminatoria estuvo abierta, y no debería haber sido así. Tendríamos que haber dejado sentenciada la eliminatoria antes del descanso, pero cuando se juega con esta pasión y con el público a favor, puede suceder. Hemos perdido el control del balón, ellos han marcado y se han venido arriba, y se ha complicado.