UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

In The Zone: análisis de la fase de grupos de la UEFA Champions League

El equipo de observadores técnicos de la UEFA analiza las principales tendencias tácticas de la fase de grupos de la UEFA Champions League de esta temporada en este artículo patrocinado por FedEx.

Sébastian Haller marcó diez goles en su primera fase de grupos
Sébastian Haller marcó diez goles en su primera fase de grupos

La fase de grupos de la UEFA Champions League 2021/22 se saldó con seis victorias consecutivas de Ajax, Bayern Múnich y Liverpool. Además, se dio la primera eliminación prematura del Barcelona en 20 años y diez goles de un delantero totalmente desconocido en la competición: Sébastian Haller, del Ajax.

Si estas son algunas de las cifras más destacadas, el trabajo de análisis de la acción corresponde al equipo de observadores técnicos de la UEFA, que se reunió tras la conclusión de la fase de grupos para analizar sus conclusiones tácticas y técnicas de esta primera fase. Esta ha sido la primera temporada en la que se ha asignado un observador a cada uno de los 96 partidos de la fase de grupos, y el amplio y esclarecedor debate de los observadores abordó temas como la flexibilidad táctica, la presión alta, los centrales creativos y el uso de rotaciones y movimientos para crear espacios.

Adaptabilidad e identidad

In the Zone: la presión alta del Benfica
In the Zone: la presión alta del Benfica

En cuanto a la flexibilidad, sólo diez equipos jugaron con el mismo sistema a lo largo de la fase de grupos y los observadores de la UEFA observaron cómo los equipos cambiaban de esquema con o sin posesión, así como el cambio de sistema a mitad del partido para adaptarse al rival. En este sentido, Roberto Martínez, seleccionador nacional de Bélgica, afirmó: "Se ven equipos que juegan un sistema diferente con el balón y otro diferente sin él".

Roberto Martínez citó el caso del Benfica en su partido en casa contra el Bayern de Múnich, y observó cómo, al presionar al Bayern en el campo contrario, uno de los tres centrales del equipo portugués subía a marcar a uno de los jugadores del Bayern. Sin embargo, al defender en su propio campo, los centrales permanecían juntos en su unidad defensiva, y el 3-4-3 del Benfica se transformaba en un 5-4-1.

Si los jugadores están hoy acostumbrados a estos ajustes, Zvonimir Boban, director de fútbol de la UEFA, destacó la necesidad de conjugar la flexibilidad con una identidad clara: "Hemos observado que, a pesar de la tendencia a realizar frecuentes cambios tácticos a lo largo de la temporada, y a menudo incluso durante el propio partido, los equipos más exitosos han sido de nuevo los que tenían una visión clara y una identidad táctica definida".

"Se pide a los jugadores que se adapten a múltiples tareas posicionales a lo largo de la temporada: lo que antes era una excepción se está convirtiendo en una norma y, me atrevo a decir que no es buena. Esta sobrecarga impide que los jugadores se sientan cómodos sobre el terreno de juego y expresen de forma óptima sus cualidades".

"Para que un equipo crezca, es fundamental tener un sistema básico y colocar a los jugadores en las posiciones adecuadas que se ajusten a sus habilidades y cualidades, y permitirles el tiempo y la continuidad para conjuntarse con sus compañeros en el campo. Y esto, por desgracia para muchos equipos, no ocurre en el fútbol actual".

In the Zone: análisis del triunfo del Real Madrid ante el Inter

Sobre la presión

Atlético - Liverpool 2-3
Atlético - Liverpool 2-3

La presión ha sido un elemento táctico clave desde hace algunas temporadas y el consenso entre los observadores de la UEFA es que los equipos están cada vez mejor preparados -física y tácticamente- a la hora de situarse en buenas posiciones para presionar el balón en la parte alta del campo mientras sus rivales construyen desde atrás. "Cuando el portero rival tiene el balón, se ve una presión alta y buenas posiciones, lo que dificulta al rival", dijo Mixu Paatelainen, añadiendo que el hecho de que muchos equipos sigan intentando construir desde atrás "ha provocado muchos errores y oportunidades de gol".

A la hora de presionar desde el campo abierto, Roberto Martínez destacó el trabajo del Liverpool y del Manchester City, afirmando que "la sincronización con la forma de anular el pase interior y la forma de presionar es fantástica". La métrica PPDA (Pases por Acción Defensiva) para medir la intensidad de la presión muestra que el Ajax (7,52) y el Liverpool (7,74), dos de los tres equipos con un pleno de victorias, presionaron con mayor intensidad en la fase de grupos. Otro equipo que presionó de forma impresionante fue el Salzburgo (8,12), cuyo enfoque de alta intensidad le valió el pase a la fase de eliminatorias de la UEFA Champions League por primera vez, como uno de los cuatro equipos no perteneciente a una de las cinco principales ligas en el ranking que lograron el pase (junto con Ajax, Benfica y Sporting).

In the Zone: El contraataque del Salzburgo
In the Zone: El contraataque del Salzburgo

Willi Ruttensteiner, observador austriaco y entrenador de la selección nacional de Israel, elogió al Salzburgo por ser fiel a su estilo independientemente del rival y competición. "Jugaron con este mismo estilo, esta misma filosofía, como lo hacen en la liga austriaca: presión muy adelantada y jugando un fútbol profundo después de recuperar el balón y poniendo en práctica una alta intensidad todo el partido", dijo. "Pensé que se adaptarían un poco para la Champions League, pero el entrenador [Matthias Jaissle] dijo: 'No, tenemos nuestra filosofía' y tuvieron éxito".

Defensa de tres

In the Zone: análisis del Chelsea
In the Zone: análisis del Chelsea

Una de las principales conclusiones del informe técnico de la UEFA EURO 2020 fue que 15 de los 24 equipos participantes jugaron con tres defensas en algún momento de la fase final del verano pasado. Durante la fase de grupos de este otoño hubo nueve equipos que empezaron los partidos con tres centrales, mientras que otros -como el Ajax, que cambió a mitad de partido a un 3-4-3- utilizaron una zaga de tres defensores al menos una vez en el transcurso de un partido.

El Chelsea, vigente campeón, que se presenta habitualmente con un esquema 3-4-2-1, llamó la atención de los observadores por la forma en que sus centrales exteriores -César Azpilicueta y Antonio Rüdiger- se adelantaban para apoyar en los ataques. De hecho, Rüdiger y su compañero el central Andreas Christensen se situaron entre los siete mejores defensores en sumarse al ataque entre los defensas centrales de la fase de grupos, con 64 y 71 acciones, respectivamente.

"Si los dejas subir, otro debe hacerse cargo de la defensa", dijo Peter Rudbæk, que en el caso del Chelsea significa invariablemente Jorginho. Para otra opinión sobre el alcance de la creatividad de los centrales, Packie Bonner dijo que veía "a los centrales entrando en el campo contrario, siendo capaces de dar ese pase de penetración, pero luego volviendo a la tarea defensiva muy rápidamente". Además, se preguntaba si los equipos con menos recursos sufrían por la ausencia de un central naturalmente izquierdo que aportara equilibrio.

Crear el espacio

In the Zone: análisis del Ajax
In the Zone: análisis del Ajax

A lo largo de la fase de grupos, fue habitual ver rotaciones de jugadores de banda y de laterales en busca de superar las defensas bien organizadas, pero también hubo otras tácticas notables para abrir espacios. Una de las características del Ajax para ganar el Grupo C fue su flexibilidad en el juego posicional, y más de un observador señaló la forma en que sus tres centrocampistas sobresalían al liberarse mediante rotaciones.

El Manchester City, vencedor del Grupo A, también se mostró fuerte en este aspecto, y Robbie Keane destacó su trabajo en los "espacios intermedios". "El Manchester City es probablemente el que mejor lo hace: en los espacios intermedios, entre líneas. Son brillantes a la hora de situarse a ambos lados de los centrocampistas rivales". Con creadores inteligentes como Kevin De Bruyne y Bernardo Silva, explicó, el City se coloca a ambos lados de los pivotes rivales y busca cargar el fútbol con los atacantes abriéndose a las bandas.

Por parte del City, el uso del lateral a pierna cambiada también fue evidente, aunque Roberto Martínez explicó que se trata de una medida defensiva ante todo. "A veces pensamos que el lateral invertido es para dar la línea de pase extra, pero no es así: es para estar preparado si pierdes el balón, ya que puedes defenderlo más rápido en una zona central y parar al rival". Sin embargo, para un equipo que no tenga el control del partido, el lateral a pierna cambiada puede acarrear dificultades: El Shakhtar Donetsk utilizó esta táctica contra el Real Madrid, pero, como señaló un observador, quedó expuesto por los lados de los centrales.

In the Zone: análisis del Oporto - Atlético