UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Pepsi Changemakers: momentos cruciales de la vuelta de semifinales de la Champions League

Luis Díaz, Ferland Mendy y Rodrygo figuran en nuestra colección de Changemakers de los partidos de vuelta de las semifinales de la UEFA Champions League.

Luis Díaz fue el revulsivo del Liverpool
Luis Díaz fue el revulsivo del Liverpool DeFodi Images via Getty Images

UEFA Champions League Changemakers, presentado por Pepsi, recoge los momentos cruciales que resultaron decisivos para cambiar el rumbo de los partidos de vuelta de las semifinales.

Changemakers: vuelta de semifinales

La entrada al partido de Luis Díaz (Villarreal - Liverpool 2-3)
El despeje de Ferland Mendy en la línea de gol (Real Madrid - Man. City 3-1)
El doblete de Rodrygo (Real Madrid - Man. City 3-1)

La entrada de Luis Díaz que cambió el partido

La falta de autoridad y compostura habitual del Liverpool fue especialmente llamativa en la primera parte en Villarreal, pero también desapareció su sentido de la aventura. El protagonista fue Luis Díaz. El fichaje de enero de los 'Reds' salió desde el banquillo en el descanso y se encargó de cambiar la dinámica a favor de los visitantes, marcando el segundo gol.

El despeje de Ferland Mendy en la línea de gol

Real Madrid - Man. City 3-1
Real Madrid - Man. City 3-1

Se escribirán guiones de películas sobre la remontada del Madrid contra el City, pero nada de eso habría sido posible si el suplente Jack Grealish hubiera convertido cualquiera de sus dos disparos en el minuto 87. El segundo fue salvado por la punta del pie de Thibaut Courtois, pero fue el primero el que le dará pesadillas, ya que Mendy se lanzó a despejar el balón justo en la línea de gol.

El doblete de Rodrygo

El Madrid no había disparado ni un solo tiro a puerta en el minuto 89, así que cuando Rodrygo remató en el 90 parecía que era demasiado poco y demasiado tarde, ya que seguramente no había tiempo para otro gol. Sin embargo, sí lo hubo, ya que el cabezazo del delantero madridista, apenas un minuto después, forzó la prórroga.