UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Las mejores finales de la Champions League: ¿cuál es tu favorita?

La final de 2023 se disputará en Estambul, escenario de una de las grandes finales de la historia de la UEFA Champions League, pero ¿fue realmente el triunfo del Liverpool en 2005 el mejor de todos?

Desde que la competición adoptó su actual formato en la temporada 1992/93, las finales de la UEFA Champions League han producido mucho dramatismo, pero ¿cuál de los 29 partidos ha sido el mejor de todos?

¿Cuál de las siguientes finales es tu favorita?

Milan - Barcelona 4-0 (1994) 

Final de 1994: Milan - Barcelona 4-0

"Es la perfección", dijo el entrenador del Milan, Fabio Capello, después de que su equipo completase la victoria más contundente en una final en la historia de la UEFA Champions League. El Barcelona de Johan Cruyff parecía favorito sobre el papel antes de la final de Atenas, pero se vio superado en el marcador, con dos goles de Daniele Massaro antes del descanso y otros dos de de Dejan Savićević y Marcel Desailly tras la reanudación. Fue un encuentro muy desigualado, pero un gran espectáculo.

Man United - Bayern 2-1 (1999)

Final 1999: Manchester United - Bayern 2-1

Alex Ferguson no es un hombre demasiado efusivo, pero incluso él se quedó mudo después de que su equipo marcase dos goles en el tiempo de descuento para remontar un 0-1 en contra en Barcelona. "Todavía no les he dicho nada a mis jugadores", declaró a los periodistas tras el pitido final. "Sólo les he abrazado y besado. Les he babeado por todas partes". Los suplentes Teddy Sheringham y Ole Gunnar Solskjær lograron marcar en el Camp Nou en el que quizá sea el mayor espectáculo en el tramo final de un encuentro.

Liverpool - Milan 3-3 tras la prórroga (2005, Liverpool ganó 3-2 en penaltis)

Final 2005: Liverpool - Milan 3-3 (3-2 en penaltis)

"No hubo celebraciones excesivamente desenfrenadas después", recordó el centrocampista del Liverpool Dietmar Hamann sobre las secuelas del "Milagro de Estambul". "Fue más una sensación general de incredulidad". Dicho encuentro comenzó con los 'reds' persiguiendo sombras mientras un Milan impulsado por Kaká se adelantaba en el marcador con un 3-0, pero ayudados gracias a la entrada de Hamann en el descanso, igualaron el choque con tres goles en un breve intervalo de ocho minutos tras el intermedio y se llevaron el triunfo final por 3-2 en la tanda de penaltis.

Man United - Chelsea 1-1 tras la prórroga (2008, Man United ganó 6-5 en penaltis)

Final 2008: Manchester United - Chelsea 1-1 (6-5 en los penaltios)

"Jugué bien el partido, marqué un gol, pero luego fallé mi penalti en la tanda", recordó Cristiano Ronaldo sobre la final de 2008 en Moscú. "Hubiera sido el peor día de mi vida". CR7 adelantó a los 'red devils' en la primera final inglesa, pero Frank Lampard empató antes del descanso. Ronaldo no transformó su pena máxima, pero el fallo de John Terry lo anuló, y el United se impuso por 6-5 en la muerte súbita.

Barcelona - Man. United 2-0 (2009)

Final 2009: Barcelona - Manchester United 2-0

El Barcelona de Josep Guardiola dio un paso adelante cuando se impuso en Roma al vigente campeón, con goles de Samuel Eto'o y Lionel Messi. Su estilo del tiki-taka ya les había permitido ganar la Liga y la Copa del Rey, como explicó el centrocampista Andrés Iniesta: "Era el primer triplete que ganaba un club español. Es algo realmente único, mágico y que siempre recordaré".

Chelsea - Bayern 1-1 tras la prórroga (2012, Chelsea ganó 4-3 en penaltis)

Final 2012: Chelsea - Bayern 1-1 (4-3 penaltis)

El gol de Thomas Müller a siete minutos del final parecía haber dado una merecida victoria al Bayern en una final disputada en su propio estadio, pero Didier Drogba logró la igualada,y Petr Čech detuvo un penalti en la prórroga a su excompañero Arjen Robben para que el Chelsea se impusiera por 4-3 en la tanda de penaltis. "Fue el destino", declaró Drogba, que había sido expulsado en la final perdida por su equipo en 2008. "Creo mucho en el destino. Estaba escrito desde hace mucho tiempo, pero no lo sabíamos".

Real Madrid - Atlético 4-1 tras prórroga (2014)

Final 2014: Real Madrid - Atlético 4-1

Al Bayern se le escapó el título de las narices con goles en los últimos minutos en las finales de 1999 y 2012, y al Atlético le tocó sufrir el mismo destino en 2014 en este tenso derbi. El equipo de Diego Simeone se adelantó en el marcador gracias a un gol de Diego Godín en la primera parte, pero Sergio Ramos empató de cabeza en el último suspiro, y Gareth Bale, Marcelo y Ronaldo agravaron el sufrimiento con sus tantos en la prórroga. "Aquella alegría se me quedará grabada para siempre", recordó Ramos más tarde.