Lehmann cree en el Stuttgart

El portero germano cree que el típico fútbol alemán que practica su equipo puede crear problemas al Barcelona en el partido de ida de octavos de la UEFA Champions League.

Jens Lehmann (VfB Stuttgart)
Jens Lehmann (VfB Stuttgart) ©Getty Images

Encantado de seguir jugando todavía al "más alto nivel", el portero Jens Lehmann cree en las opciones del VfB Stuttgart ante el FC Barcelona, aunque admite, "no somos favoritos".

A los 40 años muy pocos pueden comparar su experiencia con la de Lehmann. Ha jugado una semifinal de la Copa del Mundo de la FIFA y una final del Campeonato de Europa de la UEFA con Alemania y la final de la UEFA Champions League con el Arsenal. La máxima competición europea de clubes es especial para él.

"Estos partidos se juegan al máximo nivel posible. Cada equipo que participa en la Champions League es un gran conjunto a nivel técnico y táctico. Este es el nivel más alto del fútbol mundial, incluso más alto que el de selecciones, ya que éstas no están tan trabajadas como los clubes", comentó.

Si el fútbol de clubes es más duro que el de selecciones, no existe un rival más complicado que el Barça. El campeón de Europa es un equipo que Lehmann recuerda bien de su única participación en una final de la Champions, partido en el que fue expulsado a los 18 minutos y que el Arsenal acabó perdiendo por 2-1 en París en la campaña 2005/06.

Enfrentarse de nuevo con el equipo azulgrana, a pesar de lo sucedido, no atemoriza a Lehmann. "No se pueden comparar estos dos partidos. Son dos equipos completamente diferentes, y aquello era una final", declaró. En cualquier caso, el actual Barça de Josep Guardiola es todavía más potente que el que jugó contra el Arsenal de Lehmann, pero el portero germano no ve razones para el desánimo. "No somos favoritos, pero somos un equipo alemán", añadió.

"Tenemos un estilo especial, y sé por mi dilatada carrera que las características de nuestro equipo pueden plantearle un partido muy complicado al Barcelona". Ganar es el objetivo en Stuttgart, aunque el partido de vuelta también será especial para el guardameta. "El del Barcelona es el último gran estadio en el que me falta jugar, pero creo que puedo aguantar la emoción tres semanas hasta que nos toque jugar allí", concluyó.

Arriba