El Bayern silencia Old Trafford

Manchester United - Bayern 3-2 (Global: 4-4, el Bayern se clasifica por el valor doble de los goles a domicilio) Los germanos pasan a 'semis' tras reponerse a un 3-0. Nani llevó la iniciativa del partido con una primera parte espectacular, pero en la segunda un golazo de Robben metió a los suyos en la siguiente fase.

El FC Bayern München se ha clasificado para las semifinales de la UEFA Champions League a pesar de perder por 3-2 ante el Manchester United FC en Old Trafford en el partido de vuelta de los cuartos de final. Y es que los teutones superan la eliminatoria por el valor doble de los goles marcados fuera de casa.

Sir Alex Ferguson, entrenador de los red devils, tenía una sorpresa muy bien guardada durante la previa personificada en la figura de Wayne Rooney. El internacional inglés, que se lesionó en la derrota por 2-1 en la ida en el Fußball Arena München, fue titular y estuvo acompañado en las bandas por el ecuatoriano Antonio Valencia y el portugués Nani. Mientras, Louis van Gaal dispuso de Arjen Robben el cual no jugó la semana pasada en tierras germanas.

Ante un gran ambiente en el Teatro de los Sueños, el actual campeón inglés salió a por todas y ya en el minuto tres hizo el primer tanto de la noche. Rooney combinó con Darron Gibson y el disparo desde la frontal del área del joven jugador sorprendió al portero Hans-Jörg Butt por su palo corto. Lejos de calmar el ímpetu de los chicos de Ferguson el 1-0 que les daba la clasificación para las semifinales, el Manchester United siguió buscando más tantos.

Y cuatro minutos después, ante un Bayern que había visto que los planes se les habían ido al traste a las primeras de cambio, el subcampeón de la pasada edición de la Champions League marcó el segundo tras una gran jugada. El balón le llegó a Valencia en la banda derecha y éste se sacó un gran centro que Nani con calidad y de tacón envió al fondo de la red llevando el delirio a las gradas de un abarrotado Old Trafford.

A pesar de haber hecho lo más complicado en los primeros diez minutos de juego, el Manchester United no bajó el acelerador y siguió buscando más tantos frente a un Bayern que parecía asustado. Y es que el tres veces campeón de Europa estaba jugando a lo grande. En el 34', Rafael tuvo en sus botas el 3-0 cuando sólo ante Butt disparó desviado. No obstante, esta acción fue el preludio del tercero para los futbolistas de Ferguson cuando de nuevo Valencia combinó con Nani y el luso con un potente tiro desde la frontal pareció sentenciar la eliminatoria en el minuto 41.

Pero dos minutos después, el Bayern volvió a meterse en la eliminatoria gracias al gol de Ivica Olić que le ganó la partida dentro del área a Michael Carrick y batió casi sin ángulo a Edwin van der Sar. Incluso antes del descanso, el líder de la Bundesliga estuvo cerca de marcharse con un 3-2 que le daba el pase, aunque el buen disparo de Robben desde fuera del área lo despejó el portero holandés del United. Tras el primoroso y emocionante primer tiempo, el segundo acto comenzó con las mismas sensaciones. Y es que en el 50' el conjunto local se quedó con uno menos tras la expulsión del brasileño Rafael por doble cartulina amarilla.

Esta acción hizo reaccionar a Ferguson y quitó del terreno de juego a Rooney en detrimento del defensa John O'Shea. Las cartas ya estaban sobre la mesa. El Manchester iba a tratar de mantener el resultado ante el típico empuje alemán. Antes de cumplirse la hora de juego, Frank Ribèry obligó a Van der Saar a realizar una gran parada. No obstante, a pesar de estar con un hombre menos, el United seguía atrevido y Nani pudo sentenciar el duelo en el 63' pero Butt también con otra intervención evitó el gol.

Cinco minutos después, Mario Gómez tuvo muy cerca el segundo del Bayern con un remate de cabeza que pasó rozando el larguero de la portería local. Sin embargo, en 74' el Bayern encontró la recompensa a su ímpetu cuando un perfecto saque de esquina de Ribéry fue empalmado de forma precisa por Robben ante el que nada pudo hacer Van der Saar. Este gol dejó muy tocado al Manchester United que no se pudo levantar y vio como el Bayern se saca la espina de la dramática derrota sufrida en la final de la Champions League en 1999 que cayó del lado inglés. Al equipo de Van Gaal le espera el Olympique Lyonnais por un puesto en la final del Estadio Santiago Bernabéu en Madrid el 22 de mayo.

Arriba