Emotiva calma en el Inter

Zanetti, Sneijder y Cambiasso se mostraron relajados antes de la final aunque también reflejaron en sus caras la ilusión por lograr la Champions League.

Wesley Sneijder (izquierda) y Javier Zanetti durante el entrenamiento del Inter
Wesley Sneijder (izquierda) y Javier Zanetti durante el entrenamiento del Inter ©Getty Images

Con el FC Internazionale Milano buscando el levantamiento de la UEFA Champions League por vez primera en muchos años, tres hombres clave de su equipo, Javier Zanetti, Wesley Sneijder y Esteban Cambiasso, llaman a la pasión.

El trío de futbolistas se encontró con los medios antes de la final, con el capitán Zanetti mostrando un humor sereno que emocionó. "Es una sensación absolutamente extraordinaria. La Champions League es el torneo más prestigioso desde hace años y realmente siempre lo he querido ganar", dijo el jugador de 36 años, que ya ha levantado esta temporada con el Inter la Serie A y la Copa de Italia. "Esta final es una gran felicidad para mí. He experimentado fuertes emociones, pero esto sobrepasa a todo. He jugado mucho para llegar a esta final. Significa mucho. Es muy especial para uno. Espero que todos seamos felices tras el partido, porque este equipo realmente se lo merece", añadió.

Zanetti disputará su partido número 700 con el Inter en el Santiago Bernabéu, y de los 14 jugadores que jugaron con el conjunto nerazzurri en la última final, un triunfo por 3-0 frente al S.S. Lazio en la finalísima de la Copa de la UEFA 1997/98, solamente el propio Zanetti y Ronaldo están en activo. No obstante, el lateral argentino quiso quitar importancia a su longevidad. "No hay secretos, solamente mucho trabajo. Confío en mí y mis entrenadores hicieron lo propio. Trato de mejorar en cada sesión de entrenamiento para hacerlo bien con el Inter. Esta es mi verdadera preocupación", comentó.

Sneijder y Cambiasso regresan a un campo familiar, ya que ambos jugaron en el Real Madrid CF. El holandés fue el último en hacerlo para abandonar el Santiago Bernabéu por San Siro el verano pasado. "Es agradable volver. He visto algunas personas que hacía un año que no las veía y eso es agradable. Espero una gran final. Cuando dejé Madrid no tenía pensado regresar. No pensaba en jugar a la final de la UEFA Champions League, pero para nosotros ha ido muy bien. Todos hemos peleado juntos y todos hemos logrado la victoria. Estoy feliz de formar parte de este equipo", subrayó Sneijder.

Cambiasso también destacó la unidad como la clave en el desarrollo del Inter durante toda la temporada para llegar al éxito, al añadir: "El equipo no estaba en su mejor momento al inicio de la temporada. Había nuevos jugadores y teníamos que conocernos. Ahora llevamos un año juntos y el Inter ha crecido. Al inicio de la campaña nadie pensaba que pudiera disputar esta final. Es imposible pensarlo en agosto. Esperas tener una buena temporada y jugar bien. Por suerte nosotros hemos logrado conseguir dos trofeos y en 24 horas quizás tengamos el triplete, y hagamos historia para nuestro club, aunque el Bayern aspira a lo mismo".

Mientras, Zanetti insistió en que el Bayern pudiera tener pocas sorpresas para el Inter, señalando: "Hemos hecho los deberes y sabemos cada uno de los detalles de nuestro rival". Por su parte, Cambiasso afirmó que estaban listos para la batalla. "Ambos conjuntos están en su mejor momento, hemos ganado nuestras respectivas ligas y hemos realizado una buena temporada. El Bayern no comenzó muy bien, pero ha terminado a un gran nivel. Ahora estamos en el último esfuerzo y nosotros vamos a seguir igual. Una final siempre está igualada al principio, pero deseamos que esté a nuestro favor, aunque el Bayern quiere los mismo", sentenció el centrocampista.

Anexo

Arriba