Sufrido pase del Werder

UC Sampdoria - SV Werder Bremen 3-2 t.p (Global: 4-5) Rosenberg forzó la prórroga en el descuento del tiempo reglamentario y Pizarro selló el pase en el tiempo extra.

©Getty Images

Finalmente fue la prórroga la que dictaminó el pase del SV Werder Bremen a la fase de grupos de la UEFA Champions League. La UC Sampdoria logró colocarse con 3-0 en el marcador durante el encuentro, pero un gol de Rosenberg en el descuento envió el partido al tiempo extra. Giampaolo Pazzini y Antonio Cassano marcaron en el tiempo reglamentario para el equipo genovés, pero el tanto más valioso de la noche fue el del peruano Claudio Pizarro en la prórroga, un gol que vale una fase de grupos de la Champions para los de Thomas Schaaf.

El choque comenzó con mucha presión por parte del equipo local. La necesidad obligaba al conjunto de Domenico Di Carlo a salir a por todas y en el minuto 6 Cassano dio el primer aviso con un remate de cabeza que se marchó ligeramente desviado. Su segundo aviso no fue tan inofensivo.

El jugador de Bari puso un centro magistral desde la banda izquierda que el goleador Pazzini no desperdició. El ariete italiano conectó un cabezazo perfecto que Tim Wiese no pudo repeler y que puso el 1-0 en el marcador desbordando la euforia de la afición de la Sampdoria.

Pero el hambre de Pazzini no estaba saciada, y antes del cuarto de hora de partido iba a deleitar a la grada genovesa con un auténtico golazo. Tras una falta botada casi desde la línea medular por Marius Stankevičius, Pazzini conectó un potente derechazo ante el que nada pudo hacer el portero del Bremen. Dos goles en menos de quince minutos que metieron el miedo en el cuerpo de unos jugadores alemanes superados por la arrolladora salida del equipo italiano y que veían dilapidada la ventaja lograda en la ida.

Tras los dos tantos de la Sampdoria el partido se tranquilizó un poco, y el Werder aprovechó para asentarse un poco sobre el campo e intentar inquietar, aunque con poco éxito, a la zaga italiana a través de saques de falta o de esquina. Se mostró activo Marko Marin, que por la banda izquierda de los alemanes fue la principal arma ofensiva de los de Schaaf en la primera mitad. Poco antes del descanso de nuevo Pazzini tuvo una gran ocasión para marcar el tercero tras un saque de esquina, pero esta vez Clemens Fritz logró sacar el remate de cabeza del italiano sobre la línea de gol.

La segunda mitad se inició con una tímida reacción del Bremen. Los alemanes adelantaron un poco sus líneas e intentaron buscar más a Pizarro y a Sandro Wagner. Pero los centrales italianos respondieron bien y en el minuto 58 volvió Pazzini para disfrutar de otra ocasión de gol tras un pase desde la izquierda que se paseó por el área pequeña de Wiese.

Con el paso de los minutos los cambios delataron las intenciones de ambos equipos. Mientras el Werder jugaba todas sus bazas introduciendo gente ofensiva como Marko Arnautović, Di Carlo daba aire a su centro del campo retirando a jugadores como Stefano Guberti que habían hecho un gran desgaste. Y parece que los recambios funcionaron mejor en el lado alemán, ya que con el paso de los minutos las llegadas del Werder eran más claras y los italianos daban más síntomas de cansancio.

Pero el equipo genovés amplió la ventaja al anotar Cassano un golazo de tacón a falta de cinco minutos para el final. Y cuando todo parecía hecho llegó el jarro de agua fría para la afición local. En el minuto 93 Markus Rosenberg, que había salido desde el banquillo en la segunda mitad, se sacó un disparo cruzado que superó a Gianluca Curci y que mandó el partido a la prórroga cuando la Sampdoria ya celebraba la clasificación para la fase de grupos.

Nada más comenzar el tiempo extra Marin envió un derechazo al larguero tras una gran jugada individual, el Bremen se hizo con el control del partido de inmediato y Pizarro se encargó de demostrar una vez más su olfato de goleador. Con un disparo raso desde fuera del área, muy ajustado al poste izquierdo de Curci, logró el gol definitivo que daba al Werder el pase a la fase de grupos de la Champions en el minuto 100 de partido.

Arriba