Briand no quiere repetir los mismos errores

Después de encajar su primera derrota de la fase de grupos ante el Benfica, el delantero ha advertido a sus compañeros para no cometer las mismas equivocaciones antes el Schalke.

Jimmy Briand (Olympique Lyonnais)
Jimmy Briand (Olympique Lyonnais) ©Getty Images

Hasta esta temporada, la UEFA Champions League era un espectáculo que Jimmy Briand disfrutaba desde la comodidad del salón de su casa.

El delantero nacido en París se sintió cautivado por la máxima competición del fútbol europeo cuando a mediados de los 90 el equipo de su ciudad era un habitual del torneo: "Solía seguir al Paris Saint-Germain en la época de George Weah y Rai", comentó el delantero del Olympique Lyonnais. "Aquellos partidos me emocionaron".

Briand, de 25 años, solía por aquel entonces poner mucha atención en un joven delantero del PSG. Nicolas Anelka acababa de entrar en el primer equipo y rápidamente se convirtió en un modelo a seguir. "Le he admirado desde que era pequeño. Todavía me gusta verle jugar con el Chelsea. Para mí tiene todo lo que necesita un delantero de talla mundial", comentó el internacional galo en cuatro ocasiones, quien, como Anelka, estuvo en la escuela de Clairefontaine antes de unirse a las categorías inferiores del Stade Rennais FC.

Sin embargo, su recuerdo más emotivo de la UEFA Champions League no llegó con Anelka y su Real Madrid CF levantando el trofeo en el 2000, sino con la fantástica remontada del Liverpool FC en la final de Estambul cinco años después. "Fue un escenario extraordinario. Tener un partido como éste en la final fue algo increíble", añadió.

Quizás esta remontada del Liverpool ante el AC Milan fue la que sirvió de inspiración al OL en la cuarta jornada del torneo, cuando después de colocarse con cuatro goles en contra ante el SL Benfica reaccionó con tres tantos en los últimos compases. "Jugamos como niños durante una hora y el Benfica tomó ventaja", comentó Briand.

Antes de este revés el fichaje del Lyon de este verano fue una parte importante en el gran arranque del Lyon en el Grupo B, marcando incluso su primer tanto en la UEFA Champions League en el 2-0 ante el Benfica. No obstante, cualquier ilusión que pudiera tener sobre la sencillez del torneo se rompió en Lisboa. "Es una competición muy especial, donde se paga un alto precio por el error más pequeño", añadió.

Ahora Briand centra sus esfuerzos en estar concentrado para el encuentro de este miércoles ante el FC Schalke 04. "El Benfica nos golpeó, así que no vamos a poner la otra mejilla ante el Schalke porque existe el riesgo de que nos vuelva a ocurrir lo mismo", advirtió.

"El Schalke necesita puntos y sabe que tiene por jugar un duro partido ante el Benfica. Nos meterán mucha presión con una gran afición. Tenemos que ser inteligentes, no ceder y esperar el momento adecuado para lograr los puntos que necesitamos".

Un punto en los dos últimos encuentros sería suficiente para que el OL reservase una plaza para los octavos de final por novena temporada consecutiva. La pasada campaña logró la clasificación para semifinales por primera vez, y según Briand es algo que pueden volver a repetir.

"El Lyon ha demostrado de lo que es capaz, aunque los grandes equipos con más fuertes este año. Necesitamos creer en nosotros mismos y jugar con la cabeza bien alta. Después de todo, en una eliminatoria a doble partido todo puede pasar".

Arriba