Kvist, contento por hacer historia

"Fue algo impresionante, un ambiente increíble", comentó el capitán del Copenhague después de que su equipo se convirtiese en el primer equipo danés en clasificarse para los octavos de final.

Jesper Grønkjær (FC København)
Jesper Grønkjær (FC København) ©Getty Images

El capitán del FC København William Kvist declaró que su equipo "está haciendo historia" después de convertirse en el primer club danés en alcanzar la segunda fase de la UEFA Champions League con un triunfo por 3-1  ante el Panathinaikos FC.

La victoria confirmó la segunda plaza para el FCK en el Grupo D sólo superado por el FC Barcelona y ahora le queda conocer su rival en octavos de final después del sorteo que se realizará el próximo 17 de diciembre. "Fue algo impresionante, un ambiente increíble, todo fue maravilloso. Estamos haciendo historia, es fantástico", comentó Kvist cuyo equipo ya ganaba al descanso 1-0 gracias al tanto de Martin Vingaard antes de que los goles de Jesper Grønkjær de penalti y de Djibril Cissé, en propia puerta, decantasen el encuentro.

Los hombres de Ståle Solbakken ya están en el parón invernal de la Super League danesa al que han llegado con una ventaja de 19 puntos y sin conocer la derrota por lo que Kvist sugirió que el equipo lo aprovechará para celebrar su gran gesta. "Ahora tenemos la cena de Navidad del equipo por lo que puede que nos tomemos un par de cervezas pero no creo que la gente pueda dormir después debido a la emoción. Desde este momento estamos de vacaciones y no tendremos que madrugar para entrenar", aclaró el jugador.

Superviviente de la plantilla del Copenhague que estuvo presente en la otra ocasión en la que el equipo disputó la fase de grupos, en la temporada 2006/07, Kvist achaca el éxito al carácter desarrollado por el equipo. "Hemos crecido mucho en el último año y medio. Lo hemos hecho mentalmente y se ha podido ver en este partido, no estábamos nerviosos. Ha sido el típico partido nuestro en nuestro campo, presionando mucho. Ha sido una gran actuación", explicó el jugador de 25 años.

El centrocampista opina que su equipo puede llegar más lejos todavía aún sabiendo que quedarán emparejados contra un campeón de grupo. "En la siguiente ronda puede pasar cualquier cosa, depende del equipo con el que te toque. Personalmente me gustan los grandes partidos, son más emocionantes. El Real Madrid sería divertido", añadió.

Por su parte, Gilberto Silva, el veterano jugador del Panathinaikos reflejaba la decepción de su equipo por quedar en la última plaza del grupo. "Ahora nos toca concentrarnos en la liga. Perdimos nuestras opciones de pase cuando jugamos ante el Copenhague en nuestro campo. En la Champions League si no sacas buenos resultados en casa es muy, muy complicado. Sobre nueve puntos posibles no hemos logrado ninguno", dijo el ex jugador del Arsenal FC.

"El Copenhague estuvo muy bien organizado. Tengo que felicitarles por cómo han jugado y por su forma de pelear cada balón. Han sido muy consistentes. En Atenas jugaron igual que aquí y se lo han merecido", finalizó el brasileño.

Arriba