Inicio tranquilo del Bayern

FC Bayern München - PFC CSKA Moskva 3-0
El vigente campeón no sufrió en la puesta de largo de Pep Guardiola en la UEFA Champions League con los bávaros.

Mario Mandžukić (FC Bayern München) hizo el 2-0 para el conjunto de Guardiola
Mario Mandžukić (FC Bayern München) hizo el 2-0 para el conjunto de Guardiola ©Getty Images

Tras el título cosechado la temporada pasada en la final teutona ante el Borussia Dortmund, el FC Bayern München iniciaba un nuevo curso en la UEFA Champions League con la ambición de ser el primer conjunto que bajo la actual denominación mantiene el cetro continental. El inicio de Pep Guardiola fue tranquilo con la victoria por 3-0 ante el PFC CSKA Moskva gracias a los goles de David Alaba, Mario Mandžukić y Arjen Robben para sumar los primeros tres puntos del Grupo D.

La vuelta al trabajo tras un gran éxito suele conllevar la dificultad de reactivar a los jugadores para que no se despisten al cambiar las eliminatorias por la fase de grupos. Y el efecto fue inmediato ya que a los cuatro minutos la balanza se desequilibró del lado alemán. El lateral izquierdo ejecutó un libre directo que se alojó en la red de Igor Akinfeev.

Tras el superlativo gol en la ida de cuartos de final de la última Champions League ante la Juventus, el austriaco rememoró la gloria y puso al Bayern por delante. Y antes del ecuador los pupilos del técnico de Santpedor consiguieron una tranquilidad relativa. Tras un cabezazo de Mandžukić al travesaño, el propio delantero croata se desquitó al poner el 2-0 con otro testarazo. Esta vez tras una falta perfectamente servida por Robben.

Ya en el segundo acto, y con una posesión de balón que siempre osciló entre el 65 y el 75 por ciento durante casi todo el encuentro, Robben sentenció en el minuto 68. Alaba se incorporó por el centro, se inventó un pase en vaselina para que el extremo holandés controlase libre de marca y fusilase a Akinfeev.

Y el resto del encuentro supuso la continuación del monólogo muniqués. Toques en campo contrario, paredes y tratar de embellecer un triunfo rotundo que implica que el vigente campeón de la UEFA Champions League suma tres puntos tras la primera jornada del Grupo D, mismo resultado obtenido por el Manchester City FC, que superó al FC Viktoria Plzeň a domicilio, 0-3.

Precisamente el siguiente reto de los teutones será intentar conquistar el City of Manchester Stadium, encuentro que se disputará el miércoles 2 de octubre a las 20:45 HEC, mientras que el CSKA aspira a desquitarse el mismo día a las 18:00 recibiendo a los checos del Plzeň.

Arriba