Vuelve el mejor Bayern

Manchester City FC - FC Bayern München 1-3 El equipo de Guardiola exhibió todo su repertorio de fútbol ante un City que se vio totalmente superado durante los 80 primeros minutos.

El FC Bayern München dio una lección de fútbol en el City of Manchester Stadium y se impuso por 1-3 al Manchester City FC. El equipo de Josep Guardiola dominó el partido de principio a fin y se lleva tres puntos clave para acabar líder del Grupo D.

El partido a priori más atractivo de la segunda jornada arrancó con unos onces iniciales con algunas novedades, sobre todo por parte del Bayern. El croata Mario Mandžukić se quedó en el banquillo para dejar solo en punta a Thomas Müller. Por su parte Manuel Pellegrini dejó en el banquillo tanto a David Silva como a Álvaro Negredo, apostando otra de vez de inicio por Edin Džeko y Sergio Agüero.

Comenzaron mucho mejor los hombres de Josep Guardiola. Recuperando el balón muy arriba y buscando llegar hasta línea de fondo para desde ahí asistir a los hombres metidos en el interior del área del City. De hecho solo tardó siete minutos el equipo bávaro en adelantarse en el marcador. Un cambio de banda de Rafinha encontró a Franck Ribéry solo en el centro del campo y a casi 30 metros de la portería el francés probó suerte con un disparo raso y seco que Joe Hart no logró atajar.

Inmediatamente el City se puso manos a la obra en busca del empate, pero no lo tenía nada fácil ante un Bayern muy bien dispuesto sobre el campo y con las ideas muy claras a la hora de sacar el balón. Rafinha y David Alaba hacían mucho daño por las bandas y los dos centrales combinaban muy entre la salida en corto y los pases diagonales a la espalda de los defensores del equipo local.

Solo Jesús Navas era capaz de percutir de vez en cuando sobre el lateral izquierdo del Bayern, aunque el extremo andaluz tenía demasiados rivales que superar y muy pocas ayudas en las que apoyarse, por no mencionar las necesarias carreras que tenía que hacer hacia atrás para asistir a Micah Richards en la defensa sobre Ribéry.

Ya en la segunda mitad, y sin cambios en el descanso, el City salió algo más suelto y solo en los tres o cuatro primeros minutos tocó más que en casi toda la primera mitad. Pero en el minuto 54 a punto estuvo Arjen Robben de hacer el 0-2 en una bonita jugada sobre la frontal del Bayern. No tuvo que espera mucho más la afición alemana desplazada a Manchester para celebrar el segundo tanto de los suyos. Un balón en largo de Dante desde la defensa dejó solo a Müller ante Hart y el internacional alemán no falló.

Tras este tanto Pellegrini dio entrada a Negredo quitando a Džeko, aunque el problema del City estaba más en la fase de creación que en la de finalización. Y esta deficiencia se evidenció aún más con la llegada del 0-3. Una jugada excelente y una definición soberbia de Robben tras una pérdida de Fernandinho para firmar la sentencia del equipo local.

Los últimos 20 minutos del partido perdieron mucha cafeína. El Bayern había bordado el fútbol hasta lograr el 0-3, pero ya no le hacía arriesgar más y además el cansancio empezaba a pasar factura. Pese a ello Müller mandó un balón al poste a falta de un cuarto de hora, ocasión a la que respondió James Milner con un potente disparo que despejó bien Manuel Neuer.

Más puntería tuvo Negredo en el 80’. Tras un control orientado precioso, el delantero español se sacó un zapatazo con la zurda ante el que nada pudo hacer el portero del Bayern. En el minuto 86 Jerome Boateng fue expulsado por derribar cuando era el último defensor a Yaya Touré y Silva mandó la falta resultante al larguero, pero el partido estaba ya decidido y los tres puntos viajaron a la capital de Baviera.

Arriba