El Panathinaikos frena al Olympiacos

El sueño del conjunto de Míchel de convertirse en el segundo equipo en ganar la liga griega sin conocer la derrota se desvaneció ante el único equipo que lo había logrado 40 años antes.

Danijel Pranjić y Gordon Schildenfeld celebran un gol ante el Olympiacos
Danijel Pranjić y Gordon Schildenfeld celebran un gol ante el Olympiacos ©AFP

El sueño del Olympiacos FC de convertirse en el segundo equipo en ganar la liga griega sin conocer la derrota se desvaneció el domingo por la noche, y sucedió precisamente ante el único equipo que lo había logrado 40 años antes.

El Panathinaikos se impuso 0-3 a su rival en Atenas en el Stadio Georgios Karaiskakis, terminando así con la imbatibilidad del Olympiacos esta temporada, que se ha quedado a siete de los 34 partidos tras sumar 24 victorias y dos empates hasta el momento. Antes del domingo, Olympiacos había ganado sus 13 encuentros disputados en casa en liga.

A pesar de los 27 puntos que separaban al líder del cuarto clasificado, el Panathinaikos, antes del derbi, los verdes controlaron desde el principio el partido con una buena defensa y con una gran presión sobre el centro del campo. "No pudimos jugar como planeamos ni tampoco nos gusta la forma en la que se ha desarrollado el partido", explicó el técnico del Olympiacos Míchel tras el pitido final.

El técnico español, que su equipo podría haberse alzado campeón si hubiese ganado, sufrió su primera derrota en casa con el Olympiacos y la primera en liga y copa desde que llegó en febrero de 2013. "A pesar de que nuestra temporada va muy bien, lo último que quería era un revés como este", comentó Míchel.

"Es un mal resultado. Nadie lo esperaba, nadie lo quería. Nos habíamos preparado para el partido de este domingo y es duro sufrir nuestra primera derrota en liga. No estuvimos bien, tenemos que reconocer que hemos sido inferiores a nuestro rival. Ahora debemos superar esto y seguir trabajando", añadió.

El domingo, Míchel puso en el campo a los mismos once jugadores que jugaron ante el Manchester United FC el martes, pensando muy probablemente que no era prudente cambiar a su equipo ganador. Pero cuatro días después de su triunfo por 2-0 ante el United en la ida de los octavos de final de la UEFA Champions League¡, el Olympiacos saltó al campo cansado y sin demasiadas ideas en ataque.

El extremo paraguayo Herán Pérez apuntó: "Es una de esas veces que cuando una cosa va mal, todo va mal. Es un día duro para nosotros y para nuestros aficionados".

El Panathinaikos se aprovechó del cansancio de su rival con dos goles a la contra y marcando el tercero después de un buen lanzamiento de falta de Mehdi Abeid. Alejandro Domínguez pudo haber hecho el 1-2 en el 79' pero erró un penalti.

El centrocampista David Fuster también reconoció que el Olympiacos estuvo por debajo de su nivel habitual: "No hemos jugado bien pero ahora debemos centrarnos en los próximos partidos y no quedarnos estancados en esta derrota. Empezando por nuestro partido ante el PAOK de la próxima semana tenemos que demostrar una vez más que nos merecemos ganar la liga".

De hecho, una victoria el próximo fin de semana daría al Olympiacos su 41º campeonato a falta de seis jornadas para el final ya que se colocaría a 19 puntos del FC PAOK y del Atromitos FC, que antes recibirá al Panionios GSS. 

Arriba