La volea de Zidane

El jugador francés del Real Madrid dio el triunfo a los blancos ante el Bayer Leverkusen en la final de Champions League de 2002 jugada en Glasgow.

"Para marcar de esta forma en la [UEFA] Champions League, si tiene que pasar una vez en la vida, tenía que ocurrir esa noche en la final", afirmó Zinédine Zidane sobre su impresionante volea en 2002 para decidir el choque en el Hampden Park de Glasgow.

Un estadio que albergó la famosa final de 1960, cuando el Madrid de Alfredo Di Stéfano y Ferenc Puskás marcó en siete ocasiones entre los dos al Eintracht en una exhibición ofensiva, fue la sede en la que los blancos superaron a los alemanes del Bayer 04 Leverkusen.

Y si lo logró fue en gran parte por Zidane, que anotó de forma magistral el decisivo 2-1. Como era de esperar es uno de los principales candidatos a convertirse en el mejor gol de la historia de las competiciones UEFA.

El talentoso jugador estaba dentro del área del Leverkusen cuando vio llegar un balón de Roberto Carlos desde la izquierda y enganchó la volea muy arriba para que entrase por la escuadra. Su gesto de concentración perfecta para que Zidane conectase con la zurda fue imposible para para Jörg Butt.

"Esa volea fue un gran momento para mí, ya que no había ganado el trofeo antes", aseguró el antiguo internacional francés. "Así que sí, es uno de mis grandes recuerdos, junto con la conquista de la Copa Mundial de la FIFA [en 1998], ya que como jugador el sueño es jugarla. Cuando se gana y levantas el trofeo es un momento extraordinario".

Elija el gol aquí.

Arriba