Una noche "especial" para Rosenberg

Tras dejar su huella en las mejores ligas de Europa, el delantero volvió al Malmö en 2014, y ahora su equipo está al borde de alcanzar la fase de grupos de la Champions.

Markus Rosenberg fue clave en el triunfo del Malmö
Markus Rosenberg fue clave en el triunfo del Malmö ©Getty Images

Tras perder por 4-2 ante el Sparta Praha en el partido de ida, el Malmö FF necesitaba una victoria por 2-0 en casa para avanzar a los play-offs de la UEFA Champions League este miércoles por la noche.

Los dos goles cruciales llegaron justo antes y después del descanso, y ambos estuvieron protagonizados por el capitán del equipo, un verdadero hijo de la ciudad: Markus Rosenberg, que llegó al Malmö por primera vez cuando tenía cinco años.

El delantero avanzó a través de las categorías inferiores del club, y cuando era juvenil coincidió con otro afamado jugador local, un Zlatan Ibrahimovic un año mayor que él. La carrera de Rosenberg tardó algo más en despegar, pero en 2005, como vigente máximo goleador de la Allsvenskan, Rosenberg hizo el mismo camino que había seguido el actual capitán de la selección de Suecia cuatro años antes, del Malmö al AFC Ajax.

Después de tres años en Ámsterdam, Rosenberg jugó en el Werder Bremen, Real Racing Club y West Bromwich Albion FC. Este invierno, el delantero decidió cerrar el círculo y volver al Malmö.

Su retorno a casa ha traído grandes éxitos a su club. El Malmö lidera ahora la clasificación, en parte debido a los siete goles y diez asistencias del capitán Rosenberg en sus 16 partidos. Este miércoles por la noche, Rosenberg fue clave para que su equipo remontara la desventaja en la eliminatoria que traía desde Praga.

Primero, en el minuto 35 batió por alto a David Bicík, y 20 minutos después llegó el segundo, con un lanzamiento de falta con efecto que superó al portero checo.

Sin embargo, después del partido el héroe del Malmö no quiso hablar sobre sí mismo, y sí sobre cómo el trabajo de equipo había neutralizado a los visitantes. "Ellos apenas crearon ocasiones. Nosotros actuamos como un muro, al igual que hicimos en la primera mitad allí", dijo Rosenberg.

Para el jugador de 31 años, que jugó la UEFA Champions League con el Ajax y el Bremen, el resultado del miércoles con un equipo al que llegó hace 26 años significa mucho. "Ganar un partido como este con tu club por supuesto es muy especial. Sobre el gol, ayer en el entrenamiento practiqué mucho este tipo de faltas con efecto. Fue bueno ver que funcionó", añadió el delantero.

Arriba