El Mónaco sentencia en Eslovenia

NK Gorica - AS Monaco FC 0-3 Mohamed Kallon marcó dos goles en su debut con el actual subcampeón de Europa.

Por Martin Pavcnik en Športni Park

Mohamed Kallon marcó dos goles en su debut con el AS Monaco FC que sirvieron para que los finalistas de la temporada pasada estén prácticamente clasificados para la fase de grupos de la UEFA Champions League tras derrotar con claridad al conjunto esloveno del NK Gorica a pesar de jugar con diez hombres.

Temprana presión
Después de eliminar la pasada semana al FC København, el Gorica empezó el partido con un claro juego de ataque como mejor arma para defenderse, lanzando un ataque tras otro, pero la defensa del conjunto de Didier Deschamps resistió y apenas inquietaron al portero Flavio Roma.

Kallon marca
A los nueve minutos, el nuevo fichaje del Mónaco Kallón adelantó a los visitantes en su primera acción de ataque en el partido. El resto de la primera parte se desarrolló con un juego similar con el Mónaco jugando a la defensiva y conservando energías para salir al contraataque.

Parada de Pirih
No fue hasta cuando quedaban cinco minutos para el descanso cuando el Gorica tuvo su primera oportunidad pero fue bien evitada y provocó además el consecuente contraataque del Monaco con Patrice Evra que obligó a Mitra Pirih a intervenir.

Expulsión de Evra
La segunda parte comenzó como terminó la primera pero Evra fue expulsado tras ver la segunda amarilla a los 57 minutos y el partido se encontraba en una fase nueva. El Mónaco simplemente se limitó a replegarse y estuvo cerca de pagarlo a los 68 minutos cuando Jani Sturm tuvo un mano a mano contra Roma. El portero ganó la partida al jugador local.

Gol de Chevanton
Aquella fue la última ocasión del conjunto esloveno en el partido, pero el partido acabó aún peor para los locales en los últimos instantes. A trece minutos del final, Ernesto Chevanton recibió el balón en la parte derecha y se marchó hacia Pirih antes de disparar un potente chut que se coló en la portería eslovena.

Últimas ocasiones
Una vez más el Mónaco se lanzó confiado el ataque, y antes del pitido final disfrutaron de una oportunidad en la que Chevanton demostró su letal capacidad ofensiva y combinó con Kallon, quien con un lanzamiento de larga distancia marcó el tercer y definitivo gol de los visitantes.

Arriba